Definición ABC » Salud » Enfurecer

+

Definición de Enfurecer

enfurecerUn enfado muestra el disgusto personal de aquel que ha experimentado un ataque de ira por una causa concreta. La acción de enfurecerse muestra la ira de una persona que siente que tiene un motivo que ha contrariado de un modo negativo su mundo interior. Lo cierto es que las personas también pueden enfurecerse de una forma ilógica, es decir, puede no existir una relación de causa y efecto entre un estímulo y una reacción.

Así ocurre cuando las personas descargan en casa sus frustraciones de trabajo o también, cuando las personas no expresan en su momento su malestar por una situación determinada y van acumulando enfado y malestar en su interior hasta que estallan en el momento más inesperado por la razón menos conveniente. Sin embargo, en este tipo de casos se produce el efecto negativo de la gota que ha colmado el vaso.

Enfado intenso

Una persona que se enfurece experimenta mucha cólera y rabia en su interior. Necesita un tiempo para canalizar esa energía negativa. Mientras que el proceso del estado de normalidad a una situación de enfado puede ser muy rápido, por el contrario, el proceso del enfado al estado de tranquilidad no es tan automático.

Cuando una persona se enfurece siente que está fuera de sí, es decir, su paciencia se ha agotado. El enfado también se transmite a través del lenguaje corporal mostrando una tensión física.

Enfadarse del modo oportuno ante la causa justificada es todo un arte como bien explicó Aristóteles. Las personas podemos perder mucho tiempo de nuestra vida enfadándonos por motivos que no son tan importantes. Además, también existen enfados que se convierten en causa de distanciamiento en las relaciones personales. Existen parejas que tardan mucho tiempo en reconciliarse tras un enfado.

Cómo afecta el enfado a la salud

EnfurecerUn enfado es un asunto emocional que también tiene una clara influencia en la salud corporal puesto que el enfado crónico y los ataques de ira que producen emociones desagradables pueden afectar al corazón. Igualmente perjudicial es reprimir los enfados silenciando emociones que están ahí por mucho que quieran ocultarse.

Enfadarse es sano pero debe encontrarse el equilibrio para expresarlo de una forma asertiva comunicando a la otra persona la causa de disgusto personal y buscando una forma para canalizar la energía negativa. Por ejemplo, escribiendo en un diario todo lo referente al motivo de disgusto.

 
 
 
Temas en Enfurecer
 

Redes Sociales