Definición ABC » Salud » Enfermería Pediátrica

+

Definición de Enfermería Pediátrica

Se conoce como enfermería pediátrica a aquella rama de la enfermería que se dedica al trabajo tanto con recién nacidos como con niños, normalmente hasta la edad de la pubertad o adolescencia.

Es de suma importancia ya que es la que se encarga de cuidar y controlar las diferentes facetas del crecimiento de un niño desde el momento en que nace hasta que llega a la pubertad. No debe confundirse con la práctica médica pediátrica de la cual la primera es parte.

Las unidades de pediatría cuentan con subespecialidades al igual que la medicina para adultos, por lo que este personal puede tener subespecialidades como gastroenterología, oncología, cirugía, neurología, hematología y neonatología, entres otras.

Igualmente llevan a cabo actividades de control del crecimiento y desarrollo que forman parte de la consulta de niño sano, a la que deberían acudir todos los niños regularmente hasta el momento de la adolescencia.

Principales trastornos atendidos por la enfermería pediátrica

Los problemas de salud que afectan a los niños dependen de su edad, sin embargo son en un gran porcentaje de los casos enfermedades de tipo infeccioso, lo que es debido a que su sistema de defensas se halla en proceso de maduración. Otras entidades atendidas por la enfermería pediátrica son los tumores, los traumatismos y las complicaciones producto de enfermedades genéticas o malformaciones congénitas.

El personal de enfermería que labora en servicios de pediatría se encuentra entrenado para afrontar los síntomas que presentan estos pacientes principalmente la fiebre, vómitos, deshidratación y malnutrición.

Los recién nacidos, que abarcan a los bebes desde el momento de su nacimiento hasta los 28 primeros días de la vida, son un grupo especial de pacientes, ellos son evaluados por un tipo de personal especializado en neonatología, una subespecialidad de la pediatría.

Consideraciones especiales en la enfermería pediátrica

El personal de enfermería que labora en unidades de pediatría suele enfrentarse a una condición muy particular y es que el paciente no es responsable de sus actos y decisiones sino su representante, que en la mayoría de los casos suele ser la madre o el padre.

En ocasiones los padres constituyen un verdadero reto a la hora de recuperar y mantener la salud del niño. Esto ocurre especialmente cuando adoptan estilos de vida poco saludables o basados en regímenes muy estrictos, como es la tendencia a ser vegano así como la realización de actividades deportivas extrema o extenuantes para el infante.

Otra condición relativamente frecuente es que lamentablemente los niños suelen terminar en el medio de peleas y disputas familiares que afectan directamente su salud, tanto física como mental.

Dificultades en el ejercicio de la enfermería pediátrica

Muchas veces trabajar con niños representa algunas dificultades para realizar procedimientos, en especial cuando estos ameritan la colaboración del paciente o bien puedan ocasionar molestias o dolor.

Realizar toma de muestras, venoclisis, aplicaciones intramusculares o incluso hacer una revisión de oídos, son actos en esencia muy simples que pueden ameritar grandes esfuerzos cuando no se cuenta con la colaboración del paciente, lo que es común en pacientes pediátricos.

Las dificultades suelen ser mayores cuando los niños han sido atemorizados al ser amenazados con inyecciones o vacunas pos sus padres o cuidadores como mecanismos para controlarlos, lo cual no es nada recomendable ya que genera serios problemas a la hora de prestar atención médica a los pequeños de la casa, ocasionándoles un sufrimiento innecesario.

 
 
 
Temas en Enfermería Pediátrica
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •