Definición ABC » Salud » Empacho

+

Definición de Empacho

Comer es un placer saludable puesto que las delicias gastronómicas de la buena mesa te nutren. Además, también disfrutas de los sabores de los distintos alimentos. Pero en relación con la alimentación también es posible tener algún problema de salud, por ejemplo, un empacho que es el resultado de la indigestión de un alimento que no te ha sentado bien. O también, puede ser el resultado de haber comido en exceso. ¿Y cuáles son las consecuencias de un empacho? Es posible sufrir vómitos.

O también, una digestión incómoda y molesta. Con frecuencia, la persona toma una infusión para aliviar los síntomas de este malestar, por ejemplo, una manzanilla con un poco de anís.

Síntomas de empacho

Ante un empacho es posible sufrir diferentes síntomas: dolor de estómago, ausencia de apetito, sequedad en la boca, estreñimiento, acidez estomacal y malestar generalizado. Los empachos pueden ser especialmente habituales en celebraciones específicas que giran en torno al disfrute de un menú, por ejemplo, en Navidad cuando las cenas copiosas son una dinámica habitual en muchas casas.

¿Y qué motivos pueden producir un empacho? Comer una cantidad excesiva de dulces, cenar abundante y acostarte temprano, sufrir estrés o ansiedad también puede derivar en un problema de empacho cuando comer se convierte en una inercia con la que llenar esa especie de vacío interior, comer deprisa sin masticar los alimentos correctamente...

Consecuencias del empacho

El malestar que produce una indigestión es tal que a veces, la persona puede experimentar rechazo, a partir de ese momento, hacia ese alimento que produjo el empacho. No se trata de un rechazo físico sino de una inapetencia hacia ese producto. Un empacho genera náuseas y pesadez de estómago. Con frecuencia, el empacho también es la consecuencia de haber tomado un menú abundante acompañado por una bebida gaseosa.

A veces, el empacho es el resultado de la tentación inicial de disfrutar del placer de algún alimento que encanta a la persona. Sin embargo, el empacho es un ejemplo de cómo, todo debe disfrutarse con medida. Es decir, es saludable tener un autocontrol y aprender a decir no, escuchando las sensaciones del cuerpo. Así como puedes escuchar las señales que indican que tienes hambre, del mismo modo, debes escuchar esa sensación de que ya no necesitas tomar nada más.

Cuando el nivel del malestar es agudo, el paciente puede experimentar malestar de estómago, diarrea y sed.

Fotos: Fotolia - iconicbestiary / viyada

 
 
 
Temas en Empacho
 

Redes Sociales