Salud » Embolia

Definición de Embolia

La embolia es la obstrucción de un vaso sanguíneo como consecuencia de un coágulo. Mientras tanto, el coágulo es una masa que aparecerá cuando la sangre se endurece pasando del estado bien líquido a un estado sólido.

Al coágulo sanguíneo que se inicia dentro de un vaso sanguíneo o dentro del corazón, permaneciendo allí, se lo denomina trombo, en tanto, cuando el trombo se desprende de su origen y viaja de un lugar del cuerpo a otro se lo denomina émbolo y al término médico-clínico que lo denominará: embolia.

Existen diversos tipos de émbolos: tromboembolia (coágulo sanguíneo), embolismo graso (embolismo por gotas de grasa), embolismo aéreo (ocasionado por burbujas de aire), embolismo séptico (embolismo de pus que normalmente contiene bacterias), embolismo tisular (embolismo en pequeñas partes de un tejido), embolismo de cuerpo extraño (por la introducción de materiales extraños) y embolismo de líquido amniótico (como consecuencia de células fetales involucradas, cabello, que ingresarán al torrente sanguíneo de la mujer cuando se encuentra embarazada).

La embolia pulmonar, una de las más comunes se desencadena cuando hay una obstrucción de una arteria en los pulmones, ya sea como consecuencia de la presencia de grasa, aire, células tumorales o coágulo sanguíneo. Los síntomas más comunes de este tipo de embolia son dolor en el tórax, tos, respiración y frecuencia cardíaca rápida, dificultad respiratoria, ansiedad, piel azulada, vértigo, desmayo, dolor en la pierna, sudoración, entre otros.
Respecto de su tratamiento, la embolia pulmonar mayormente necesitará de tratamiento de urgencia con hospitalización para estabilizar el sistema cardiovascular.

Y por su lado, la embolia arterial es originada por uno o más coágulos atascados en una arteria y que bloquearán el flujo sanguíneo. Este tipo de embolia mayormente ocurre en las piernas y en los pies, aunque también puede suceder en el cerebro, suscitando un accidente cerebro vascular, o en el corazón. En tanto, entre los síntomas que anticipan la embolia arterial se cuentan los siguientes: piernas o brazos fríos, disminución del pulso, falta de movimiento en una pierna o brazo, dolor, muscular, hormigueo.

Al igual que en el caso anterior, también requiere de un tratamiento inmediato, preferentemente en hospitales. Las acciones deberán orientarse al control de los síntomas y la mejora del flujo de sangre que fuera interrumpido, ya sea a partir de medicamentos o si el caso lo amerita, a través de una cirugía.

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: mayo. 2011 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/embolia.php
 
Temas en Embolia
 

Redes Sociales