Definición ABC » Salud » Dolencia

+

Definición de Dolencia

DolenciaUna dolencia muestra el dolor vinculado a la enfermedad que sufre un paciente. Existen dolencias de distinto tipo, de mayor o menor gravedad, que muestran unos síntomas concretos.

Ante tales síntomas que suelen estar asociados a unas molestias, el paciente acude al médico con el objetivo de obtener un diagnóstico adecuado. De acuerdo a este diagnóstico, el médico prescribe un tratamiento.

Las dolencias muestran la vulnerabilidad de la salud, uno de los principios del bienestar más importantes. Existen achaques de salud y molestias que pueden afectar a la calidad de vida del sujeto en mayor o menor medida.

Desde el punto de vista vital, la vejez muestra una etapa en la que existen más posibilidades de sufrir achaques que son lógicos de acuerdo a la edad. Sin embargo, la salud de los niños también puede verse afectada por dolencias graves aunque desde el punto de vista estadístico sea menos frecuente.

Cómo influye una dolencia en el ánimo

Dada la conexión tan estrecha que existe entre cuerpo y mente, las dolencias físicas también pueden producir un efecto directo sobre el estado de ánimo. Por ejemplo, el dolor físico puede producir tristeza, enfado y mal humor.

Sin embargo, cada persona reacciona de un modo totalmente distinto frente a la enfermedad como muestra el ejemplo de tantas personas que se convierten en un ejemplo de superación en el padecimiento de una dolencia concreta al adoptar una actitud vital, positiva y llena de esperanza. Una dolencia fisica es desagradable, sin embargo, en muchos casos (no en todos), la actitud del espíritu puede ayudar a sobrellevar mucho mejor ese malestar.

Las dolencias desaparecen en el momento en el que desaparece la enfermedad que sufre el paciente, sin embargo, conviene puntualizar que existen algunas enfermedades de carácter crónico que están acompañadas por unas molestias habituales.

Pronóstico de una dolencia

Además, también existen dolencias graves que pueden mostrar un pronóstico de muerte. Este tipo de tolencias son las que más asustan al ser humano que se siente vulnerable ante el poder de lo inevitable.

Una dolencia también va acompañada de la subjetividad del propio dolor ya que existen personas que tienen una mayor tolerancia que otras ante el sufrimiento.

El sufrimiento del paciente también afecta al entorno más cercano, especialmente, en aquellos casos en los que existe algún tipo de dependencia física.

Foto: iStock - kupicoo

 
 
 
Temas en Dolencia
 

Redes Sociales