Definición ABC » Salud » Dispraxia

+

Definición de Dispraxia

La dispraxia es un trastorno neurológico en el cual existe una dificultad para llevar a cabo el patrón de movimientos necesario para ejecutar actividades cotidianas, esto hace que quien la padezca sea erróneamente considerado como una persona torpe.

La palabra dispraxia deriva del griego, prasis, acción, dis, dificultad), corresponde a una dificultad para la praxia, que es la capacidad de una persona de ejecutar movimientos aprendidos que tienen un objetivo o fin determinado.

La praxia es lo que permite que se hagan cosas como peinarse, comer, vestirse, usar un teléfono, abrir una cerradura o conducir un vehículo de forma automática, sin tener que ponerse a pensar o planificar cada pasa para llevar a cabo la acción.

Los movimientos tienen un aspecto motor y otro planificador

Para llevar a cabo una determinada acción como ponerse una camisa es necesario ejecutar una serie de movimientos como tomar la camisa, colocársela, ajustarla, cerrar los botones y meterla dentro del pantalón.

Esta acción tiene un componente motor puro caracterizado por los movimientos que se hacen para cumplir la acción y que son voluntarios. Hay otras acciones que se efectúan en simultáneo y de las que no se tienen conciencia, que se han aprendido y se hacen en automático como las acciones necesarias para colocarse la camisa y como abrocharse los botones por ejemplo, lo que depende de factores como la fuerza, intención y precisión de los movimientos que son inconscientes, así como del orden o secuencia en que se ejecuta cada acción.

Aunque al final la acción sea una sola, estos procesos son independientes y de hecho se controlan en áreas distintas del cerebro.

Diferencia entre dispraxia y apraxia

Colocarse una camisa es la consecuencia de una serie de hechos que abarcan la intención de colocarse la camisa, la planificación de la acción y llevar a cabo la acción. Cualquier falla en la ejecución de este proceso da origen a un trastorno conocido como dispraxia en el caso de los niños o apraxia en los adultos que ya dominaban estos patrones pero que los perdieron como consecuencia de trastornos del sistema nervioso (accidentes cerebrovasculares, tumores cerebrales, etc.).

En los niños la dispraxia es consecuencia de la inmadurez del sistema nervioso, pudiendo ser producto de situaciones como la falta de oxígeno al nacer o hipoxia que se presenta en el caso de partos difíciles y prolongados o cuando el niño no logra descender por el canal del parto por tener el cordón umbilical alrededor del cuello.

Fotos: Fotolia - VadimGuzhva / arapix

 
 
 
Temas en Dispraxia
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48527 fans
  • Twitter
    2312
  • Google
    490
  •