Definición ABC » Salud » Disartria

+

Definición de Disartria

La disartria es una alteración neurológica que afecta al habla. Quienes la padecen tienen muchas dificultades para ser entendidos, ya que no articulan bien las palabras. El cerebro manda órdenes a la musculatura del habla, pero la relación entre cerebro y los órganos de la fonación no es la correcta.

Origen, signos externos y prevención

En algunas lesiones cerebrales como el ictus, el Parkinson o las tumoraciones, los órganos que utilizamos para hablar pueden verse alterados en algún sentido, ya sea la intensidad de los movimientos de la boca o la articulación del lenguaje. Para detectar esta alteración en el cerebro es habitual recurrir a la resonancia magnética o a la tomografía.

Además del lenguaje confuso y a veces incomprensible, las personas con disartria no controlan la saliva, presentan una asimetría facial, cambios en la voz y en algunos casos es posible que sea difícil masticar los alimentos.

Desde un punto de vista neurológico, para la prevención de la disartria se aconseja evitar los factores de riesgo, como el colesterol o la hipertensión arterial.

El logopeda es el profesional especializado que trata esta alteración

El objetivo del logopeda con las pacientes disártricos es conseguir que su comunicación mejore lo máximo posible. Para ello se utilizan una serie de técnicas:

1) masaje con frío cuando el tono muscular facial es limitado y masaje con calor cuando el tono muscular se presenta aumentado,

2) se usa el cepillo eléctrico de la higiene bucal para estimular la zona orofacial,

3) se realizan ejercicios de gimnasia bucal, más conocidos como braxias (estos movimientos con la boca se ejecutan delante de un espejo),

4) existen una serie de movimientos específicos de respiración y de coordinación de la voz y

5) se ejecutan ejercicios para mejorar la articulación de las palabras.

Como en otras disfunciones del habla, en esta es importante que el logopeda trabaje con el paciente y con la familia de este de manera conjunta. Hay que tener en cuenta que la disartria puede ir acompañada de otros problemas asociados, especialmente la depresión y el aislamiento social. En algunos casos las personas con este problema tienen que comunicarse de formas diferentes, por ejemplo con gestos o escribiendo lo que quieren decir.

La disartria no es un trastorno del lenguaje sino del habla

Los pacientes con este problema conocen perfectamente el lenguaje. Su alteración afecta exclusivamente a la capacidad para comunicarse, es decir, al habla.

La disartria incide sobre los órganos que participan en el habla, como la boca, la laringe, las cuerdas vocales o la lengua.

Foto: Fotolia - Oksana Kuzmina

 
 
 
Temas en Disartria
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48696 fans
  • Twitter
    2312
  • Google
    478
  •