Salud » Difteria

Definición de Difteria

La difteria es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria conocida como Corynebacterium diphthteriae. Es una infección que tiene un amplio espectro de presentaciones, pudiendo ir desde una infección asintomática, un cuadro con síntomas leves o bien una presentación con afectación de varias estructuras vitales capaz de poner en riesgo la vida de quien la padece.

¿Cómo se adquiere?

La difteria es una enfermedad contagiosa, se adquiere al entrar en contacto con secreciones de una persona infectada, cuando esta estornuda, tose, habla o cuando se comparten objetos contaminados como vasos, cubiertos o implementos de aseo personal.

Una vez que los microorganismos se obtienen por contacto con saliva de un enfermo, trascurren unos dos a siete días antes de que se presenten los primero síntomas.
Una persona enferma es capaz de transmitir esta enfermedad desde antes de desarrollar los síntomas hasta tres semanas después de su inicio.

La difteria se presenta de varias formas

El cuadro clásico de la difteria se basa en la presencia de fiebre, dolor de garganta y amigdalitis. Algunas personas la padecen sin tener ningún tipo de molestias, mientras que otras desarrollan una amigdalitis semejante a la producida por las bacterias del tipo estreptococo (la amigdalitis clásica).

Es posible que los pacientes desarrollen obstrucción de las vías aéreas, lo que es debido a la aparición de una serie de membranas en la garganta, que actúan como un tapón que dificulta el paso de aire hacia la laringe y por lo tanto a los pulmones. En este caso además de la fiebre y dolor de garganta, el paciente presenta ronquera, tos seca perruna y dificultad para respirar.

Las manifestaciones que acompañan a la forma severa de la enfermedad se deben al hecho de que el Corynebacterium es capaz de producir una sustancia conocida como toxina diftérica, responsable del desarrollo de estas complicaciones.

Esta toxina es capaz de afectar al músculo del corazón haciendo que ocurran fallas en los latidos cardíacos, a los riñones llevando al desarrollo de insuficiencia renal y al sistema nervioso originando parálisis. Esto ocurre como consecuencia del paso de la toxina a la sangre, lo cual la disemina por todo el organismo.

La difteria es una enfermedad que debe prevenirse

La difteria puede ser tratada por completo si se administran los antibióticos específicos de forma rápida y oportuna. Estos por lo general se acompañan de la administración de la antitoxina. Para efectuar el tratamiento de la difteria es necesario que el paciente sea hospitalizado, igualmente se le ubica en un área de aislamiento para evitar que la infección se propague a otros pacientes, a sus familiares y a los miembros del equipo de salud. Esta es una enfermedad de declaración obligatoria a las autoridades sanitarias.

Dada la posibilidad de que ocurran complicaciones potencialmente fatales, la difteria es una enfermedad contra la cual existe una vacuna que en muchos países es obligatoria, se conoce como vacuna triple o vacuna DPT. Esta es una vacuna mixta que protege contra los agentes causantes de tres enfermedades: la difteria, el tétanos y la tos ferina. Esta vacuna debe aplicarse incluso aunque la persona haya padecido difteria, ya que ésta enfermedad no deja inmunidad permanente.

La vacunación se realiza en la infancia con tres dosis los primeros meses de vida y dos refuerzos, uno a los 18 meses y otro a los 6 a 7 años de edad. A partir de allí es recomendable recibir una dosis de refuerzo de la vacuna cada 10 años, en el caso de los adultos la vacuna empleada es una vacuna combinada contra tétanos y difteria.

Fotos: Fotolia - Stuart Miles / Kateryna_Kon

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade | Sitio: Definición ABC | Fecha: abril. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/difteria.php
 
Temas en Difteria
 

Redes Sociales