Definición ABC » Salud » Dieta Mediterránea

+

Definición de Dieta Mediterránea

La dieta mediterránea es un tipo de régimen de alimentación que fue creado a partir de los hábitos saludables de las poblaciones del mar mediterráneo.

Esta dieta se caracteriza por ser quizá la forma de alimentación más sana y equilibrada, incluye una gran variedad de alimentos dando preferencia a los productos frescos de temporada.

Más que una dieta se trata de una serie de hábitos que pueden mantenerse en el tiempo logrando alcanzar un estilo de vida más saludable, especialmente si se acompaña de la práctica regular de actividad física aeróbica.

Dieta mediterránea y enfermedad cardiovascular

Una de las principales bondades de la dieta mediterránea es su capacidad para disminuir el riesgo de desarrollar las distintas formas de enfermedad cardiovascular, como es el caso de anginas, infartos cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Esta dieta también ayuda a bajar de peso, disminuir de la presión arterial así como de los niveles de glucosa en sangre, alteraciones que constituyen importantes factores de riesgo cardiovascular.

Otro beneficio adicional es su alto aporte de fibra que mejora el funcionamiento gastrointestinal, igualmente incluye grandes cantidades de vitaminas y antioxidantes que ayudan a prevenir una gran cantidad de enfermedades retardando además el proceso de envejecimiento.

Alimentos permitidos en la dieta mediterránea

Este tipo de alimentación incluye vegetales y frutas frescos, frutos secos, pescados, aves, cereales integrales, lácteos descremados en especial el yogurt y aceite de oliva. Se recomienda que los productos como los huevos y las carnes rojas se consuman de forma esporádica.

Se da preferencia a los alimentos frescos y crudos, los principales métodos de cocción son la plancha y el horno. Las ensaladas son platos muy comunes en la dieta mediterránea. Los postres deben basarse principalmente en frutas o la combinación de estas con productos como los frutos secos.

Otro aspecto característico de este tipo de alimentación es que incluye al ajo y la cebolla para dar sabor a los alimentos, también se usan hierbas frescas como el perejil, órgano y albahaca que aportan además aroma a los mismos.

En este tipo de alimentación se recomienda acompañar las comidas con agua o vino. Se permite el consumo de bebidas como el té y el café.

Alimentos que deben evitarse

Se recomienda evitar las carnes rojas y los embutidos en exceso, las carnes y alimentos procesados o madurados deben eliminarse. Tampoco se recomienda el consumo de alimentos congelados y enlatados o que contengan preservativos químicos.

También se restringen productos como los cereales y harinas refinados, pan blanco, dulces y bollería, bebidas azucaradas y aceites que no sean de oliva; estos alimentos deben ser consumidos solo de forma esporádica.

Fotos: iStock - Karisssa / Yulia_Davidovich

 
 
 
Temas en Dieta Mediterránea
 

Redes Sociales