Salud » Diabetes Emocional

Definición de Diabetes Emocional

La diabetes es una enfermedad caracterizada por la elevación de los niveles de azúcar en la sangre. Esto puede deberse a dos mecanismos principales, por una parte a la disminución en la producción de la insulina, una hormona encargada de activar los procesos necesarios para que la glucosa en la sangre pase a otros tejidos como el hígado y los músculos. El segundo mecanismo consiste en una resistencia de los distintos tejidos a la acción de la insulina, lo que hace que sea necesario producir cantidades cada vez mas elevadas de la misma para poder mantener la glicemia dentro de límites normales.

En ambos casos, ocurre una elevación sostenida de los niveles de azúcar en la sangre, que alcanza niveles por encima de los 120 mg/dL en ayuno o los 200 mg/dL después de comer. Esto hace que ocurran cambios en diversos tejidos y parámetros de laboratorio que pueden identificarse y cuantificarse.

¿Existe la diabetes emocional?

Algunas personas pueden experimentar elevaciones transitorias de sus niveles de azúcar en sangre, como ocurre frente a muchos trastornos o síntomas para los que no se tiene una explicación. En estos casos factores como el estrés y las emociones suelen ser catalogados como sus causantes, aunque pudieran ser debidos a muchas otras causas.

Las emociones pueden llevar a que ocurran algunos cambios en la química del cuerpo. Es posible que los niveles de azúcar se eleven de forma transitoria o bien ocasional ante ciertas situaciones que tienen impacto sobre las emociones, pero esto no llega a ser considerado diabetes.

Tipos de diabetes según los organismos internacionales

Diversos organismos y asociaciones internacionales, enfocados en la prevención y el tratamiento de la diabetes consideran que existen dos tipos principales de esta enfermedad: La diabetes tipo 1 que se inicia en la infancia en la que el cuerpo no produce insulina y por lo tanto hay que suminístrala, y la diabetes tipo 2 que es la diabetes del adulto en la que si se produce insulina pero no se utiliza de forma apropiada por lo que se suministran medicamentos por vía oral para corregir estas fallas.

Además de estos dos tipos principales de diabetes, se incluyen formas menos comunes como la diabetes gestacional que se presenta durante el embarazo, la diabetes asociada a trastornos del páncreas como la fibrosis quística y la diabetes que se relaciona con el uso de algunos medicamentos.

Revisando sus guías y lineamientos, no se observa en ningún caso que hagan referencia a la posibilidad de que exista una diabetes emocional.

Las emociones pudieran descompensar la resistencia a la insulina

La resistencia a la insulina es un trastorno metabólico común. Se caracteriza por el hecho de que los tejidos no responden adecuadamente a la insulina por lo que debe aumentar la producción de esta hormona para que ocurran sus efectos.

Las personas sometidas a situaciones de estrés crónico sufren cambios en la producción de sus hormonas, más específicamente de un aumento en sus niveles de cortisol.

El cortisol es capaz de acentuar la resistencia a la insulina, por lo que pudiera hacer que los niveles de azúcar de las personas con resistencia a la insulina se eleven. Esto, si se mantiene en el tiempo, puede acelerar el proceso que lleva a desarrollar diabetes. Probablemente este mecanismo sea el que explique por qué se ha llegado a hablar de diabetes emocional.

Fotos: Fotolia - Kakigori / Rainer

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade | Sitio: Definición ABC | Fecha: febrero. 2018 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/diabetes-emocional.php
 
Temas en Diabetes Emocional
 

Redes Sociales