Salud » Desgarro

Definición de Desgarro

DesgarroLa palabra desgarro se refiere a la rotura de una estructura o tejido del organismo. Los desgarros pueden ser superficiales o profundos y deben ser evaluados para evitar posibles complicaciones.

Si bien pueden ocurrir en cualquier parte, los desgarros son más frecuentes en algunas localizaciones, especialmente en las estructuras vulnerables a los traumatismos.

La piel es uno de los principales asentamientos de este tipo de afecciones, en donde se conocen más comúnmente como heridas, que pueden ocurrir como consecuencia de una caída o ser infringidos por un objeto intencional o accidentalmente.

Otra localización común la constituyen los músculos durante el ejercicio sin calentamiento previo, o la ejecución de un movimiento brusco, un músculo no preparado puede desgarrarse total o parcialmente. Además de los músculos los desgarros también pueden localizarse en tejidos más resistentes como los tendones y ligamentos, esto es precisamente lo que ocurre en los esguinces, en donde tras un movimiento brusco de inversión o eversión del pie se estira el ligamento del tobillo pudiendo desgarrarse, otra articulación donde esto suele ser frecuente es en el hombro, allí los desgarros constituyen una de las principales causas de las lesiones del manguito rotador.

En ginecología también se ven con frecuencia desgarros, estos ocurren frecuentemente a nivel del conducto vaginal o en la vulva por el paso de la cabeza del feto durante el parto. Para prevenirlos los obstetras realizan una incisión llamada Episiotomía, esta es un corte que busca aumentar el tamaño del conducto para evitar la aparición de un desgarro.

Desgarro.1Dado que un desagarro implica necesariamente una rotura, se acompañan siempre por una hemorragia, cuya gravedad variara según el tamaño del vaso sanguíneo roto o si este es una vena o una arteria. Las hemorragias por rotura arterial son más complicadas ya que la sangre en las arterias fluyen con mayor presión por lo que la perdida sanguina siempre es mayor, las hemorragias producen anemia y pueden poner en riesgo la vida al ocurrir una condición conocida como hipovolemia que se acompaña por presión baja. Por cada medio litro de sangre perdido se produce la disminución de un gramo de hemoglobina.

Los desgarros superficiales tienen un potencial de contaminarse con bacterias e infectarse, igualmente al haber exposición de los vasos sanguíneos es posible que los gérmenes alcancen el torrente sanguíneo diseminándose a otras partes del cuerpo a través del sistema circulatorio.

Los desgarros profundos se reconocen porque se acompañan por dolor intenso, limitación para la movilización, aumento de volumen y la aparición de una coloración violácea en la piel suprayacente que se deben a la hemorragia, ante esta situación es necesario suspender la actividad física, reposar y acudir a un médico traumatólogo para definir el grado de la lesión y la necesidad de llevar a cabo una reparación quirúrgica. Los desgarros superficiales deben ser desinfectados y reparados con sutura, normalmente se indica la aplicación del toxoide tetánico para prevenir tétanos y se puede indicar el uso de antibióticos cuando hay factores de riesgo, enfermedades crónicas o la herida se encuentra contaminada.

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade | Sitio: Definición ABC | Fecha: julio. 2014 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/desgarro.php
 
Temas en Desgarro
 

Redes Sociales