Definición ABC » Salud » Desayuno Americano y Continental

+

Desayuno Americano y Continental - Definición, Concepto y Qué es

La primera comida de la mañana presenta todo tipo de modalidades en función de la tradicional gastronómica de cada país. Sin embargo, en la mayoría de hoteles con proyección internacional se han impuesto dos versiones de desayuno: el americano y el continental.

Un desayuno típico americano en los establecimientos hoteleros

Como su nombre indica, este desayuno tiene como referencia cultural la gastromía de Estados Unidos. Algunos de sus ingredientes básicos son los siguientes: bacon frito, tortitas, huevos fritos o revueltos, salchichas, pan o tostadas, pancakes y cereales mezclados con leche. Las bebidas que lo acompañan pueden ser café, té y zumos. Como se puede apreciar, sus ingredientes tienen un alto contenido calórico y proteico y altos niveles glucémicos. Se trata de un desayuno que aporta mucha energía, pero en la mayoría de ocasiones es una energía superior a las necesidades alimenticias reales. Los expertos en nutrición afirman que no es recomendable abusar de esta modalidad de desayuno.

El desayuno continental se creó curiosamente en Estados Unidos para adaptarse a las tradiciones culinarias de los turistas europeos

Este tipo de desayuno en los hoteles se presenta generalmente en forma de buffet para que los clientes se sirvan según sus preferencias. Sus ingredientes más comunes son: tostadas con mantequilla y mermelada, bollería, yogures, quesos y embutidos. Como acompañamiento se sirve té o café. El desayuno continental es más ligero que el americano y no incluye alimentos cocinados (por ejemplo, los huevos fritos y el bacon). En cuanto a su denominación, recibe este nombre porque es bastante parecido al desayuno tradicional del continente europeo.

El alimento más importante del día

Cuando dormimos consumimos energía, por lo que el desayuno permite que nuestras funciones metabólicas se pongan en marcha adecuadamente. No desayunar es una de las peores medidas que se pueden adoptar, ya que debilita el organismo y se desarrollan enfermedades.

Al contrario de lo que podría parecer, renunciar al desayuno aumenta las posibilidades de ganar peso, pues nos vemos obligados a picar a lo largo del día y acabamos engordando. El objetivo fundamental de esta comida es proporcionar la suficiente energía para el resto de la jornada.

Los alimentos de un buen desayuno deben ser ricos en fibra y con escasos carbohidratos. Un ejemplo de ello sería el siguiente: tostadas de pan integral con queso fresco o aceite de oliva, yogur desnatado con frutas o frutos secos, un zumo natural y un café o té.

Fotos: Fotolia - chavana7777 / Mi.Ti.

 
 
 
Temas en Desayuno Americano y Continental
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •