Definición ABC » Salud » Derrame Pleural

+

Definición de Derrame Pleural

Un derrame pleural es la acumulación de líquido entre las membranas que recubren a los pulmones, llamadas pleura.

Se trata de una misma membrana que está formada por dos hojas, una recubre la superficie externa del pulmón y la otra reviste la pared interna del tórax. Esto ayuda a que durante la inspiración los pulmones se expandan para llenarse de aire.

Por qué ocurre esta problemática

El espacio pleural normalmente se encuentra vacío. El líquido que forma el derrame pleural es siempre una manifestación de algún trastorno de la salud.

El acumulo de líquidos en la pleura puede tener varias causas:

Enfermedades pulmonares. Algunos tipos de infecciones y las enfermedades malignas como el cáncer pueden desencadenar este problema.

Enfermedades cardíacas. Trastornos como la insuficiencia cardíaca pueden ocasionar un aumento en la presión de líquidos en los vasos sanguíneos de los pulmones, favoreciendo que estos sufran una acumulación de líquidos que pasan al espacio pleural.

Enfermedades inmunológicas. Varios trastornos de tipo reumático pueden ocasionar inflamación de las membranas del corazón y los pulmones ocasionando derrames. Una de las enfermedades reumáticas que con mayor frecuencia se compaña por derrame pleural es el lupus.

Enfermedades del hígado. Las enfermedades del hígado se asocian con la disminución en la cantidad de proteínas en la sangre, esto favorece que los líquidos salgan del torrente sanguíneo hacia los tejidos.

¿Cuáles son las manifestaciones?

La acumulación de líquidos en el espacio pleural afecta el normal movimiento respiratorio. Esto origina dificultad para respirar.

Otra manifestación es el dolor que se conoce como dolor pleurítico. Se caracteriza porque aumenta de intensidad al respirar, lo que hace que la respiración sea breve y entrecortada.

Es posible que existan otros síntomas que se relacionaran con la causa del derrame. En las infecciones es común la fiebre, la tos y la expulsión de secreciones.

¿Cómo se trata?

El tratamiento depende del volumen de líquido existente en el derrame ya esto puede afectar la función respiratoria.

En el caso de derrames importantes es necesario drenar el líquido mediante una punción o incluso la colocación de un drenaje torácico.

El tratamiento específico dependerá de la causa del derrame. Por lo que es necesario hacer un diagnóstico de su origen. Para esto es necesario realizar una serie de estudios tanto de imágenes como pruebas de laboratorio. Muchas veces es necesario obtener una muestra del líquido contenido en el derrame pleural para su estudio en laboratorio, en este se busca analizar su composición, así como identificar las células y los microorganismos que pudieran estar presentes.

En ocasiones el análisis del líquido puede no ser concluyente siendo necesario hacer estudios más específicos como la biopsia de la pleura.

 
 
 
Temas en Derrame Pleural
 

Redes Sociales