Definición ABC » Salud » Demencia

+

Definición de Demencia

DemenciaLa demencia es una de las dolencias más habituales que podemos padecer los seres humanos y que afecta directamente a la razón, al buen juicio. Es decir, la demencia atenta de plano contra nuestras facultades mentales y es fácilmente reconocible dado que una de las primeras manifestaciones es un raudo cambio en el comportamiento de quien la padece, o sea, se lo verá desplegando alguna acción que nada tiene que ver con lo habitual o con lo socialmente aceptable.
Si lo ponemos en términos más coloquiales, la demencia es lo mismo que decir locura y por tanto, el demente será también llamado como loco.

Esto es porque la demencia produce un concreto y directo daño en la función cognitiva del afectado y entonces terminará totalmente incapacitado para realizar sus actividades normales y cotidianas. Su comportamiento, su memoria, la manera en la cual se expresa, son las principales y primeras afectadas por la demencia y es justamente en estas manifestaciones que se puede vislumbrar y confirmar su presencia.

Como consecuencia de tratarse de una enfermedad progresiva, es decir, paulatinamente va dejando entrever sus diversos síntomas, es probable, que a medida que avanza la enfermedad veamos a la persona sufrir una pérdida en la orientación del tiempo y espacio en el que se haya y en algunos casos más graves y avanzadísimos de la enfermedad hasta puede no reconocerse a sí mismo y a su entorno más cercano, además de padecer de alucinaciones y ver situaciones confusas.

Respecto de su origen, no hay una única causa que la genere sino que hay muchos factores que la desencadenan, entre ellos: un accidente cerebro vascular, algunas enfermedades infecciosas, tal es el caso del SIDA y la edad avanzada de la persona, por ejemplo, después de los 65 años es habitual que se deteriore en muchos individuos la facultad cognitiva y esto de paso a la aparición del trastorno que se conoce como demencia senil y que es típico de las personas mayores. Además de la memoria y el juicio, el individuo que padece demencia senil no podrá interactuar de modo conforme como solía hacerlo.

En este sentido y por el peligro que puede implicar para el enfermo es que se les recomienda a sus familiares y entorno inmediato que lo vigilen y no lo dejen solo durante el día y la noche.

No hay un tratamiento para curar la demencia, los especialistas sugieren algunos tratamientos que pueden reducir su impacto, aunque, no la curan, lamentablemente, tal es el caso de la administración de fármacos antidepresivos y una psicoterapia con un profesional especializado en la materia.

 
 
 
Temas en Demencia
 

Redes Sociales