Definición ABC » Salud » Cutis

+

Definición de Cutis

Cutis Si bien la palabra Cutis puede emplearse como sinónimo de piel, al hablar de cutis nos referimos específicamente a la piel de la cara, tanto en hombres como en mujeres.

La piel de la cara, al igual que la del resto del cuerpo, está formada por una capa superficial o epidermis, una más profunda o dermis y por debajo de esta una capa de tejido celular subcutáneo; sin embargo, a diferencia de otras partes del cuerpo, tiene la características de que su grosor no es uniforme, este más bien varía siendo muy delgado en la zona de los párpados y los labios.

El cutis suele ser más delicado que la del resto del cuerpo, además se encuentra expuesto directamente a los diversos cambios y agresores del medio ambiente ya que normalmente no se protege con ropas o accesorios como ocurre en otras áreas de la piel.

Además de ello el cutis tiene la propiedad de ser muy flexible ya que debe movilizarse en conjunto con los músculos de la cara para poder brindar las distintas expresiones faciales. Esta capacidad de movimiento es mayor en zonas como la frente, los parpados y alrededor de los labios, lo cual hace que con los años vayan apareciendo surcos de profundidad variable que dan lugar a las llamadas líneas de expresión y posteriormente a las arrugas.

El grado de hidratación y de contenido graso es muy variable entre las distintas personas, permitiendo llevar a cabo una clasificación del cutis en cuatro tipos principales:

Cutis graso, es un cutis que luce húmedo y brillante, se debe a un aumento en la producción de grasas por parte de una glándulas llamadas sebáceas.

Cutis seco, se caracteriza por ser áspero, opaco y tener tendencia a la descamación, se produce por los bajos niveles de hidratación.

Cutis mixto, en este caso la piel es normal o seca a nivel de las mejillas y grasosa a nivel de la parte media de la cara, como la frente, nariz y barbilla.

Cutis normal, se caracteriza por una piel que luce bien hidratada sin exceso de grasa ni descamación.

Los cuidados diarios son la mejor forma de mantener un cutis saludable, lo cual contribuye a brindar un buen aspecto estético. Para ello es necesario limpiarlo diariamente, remover el maquillaje antes de acostarse, hidratarlo con una crema humectante diariamente y exfoliarlo suavemente de forma regular. Una de las medidas preventivas más efectivas para evitar daños en esta delicada piel y retrasar los efectos del envejecimiento es alimentarse de forma sana evitando los excesos de grasa, tomar abundantes líquidos para mantener una buena hidratación y evitar la exposición al sol sin protector solar.

 
 
 
Temas en Cutis
 

Redes Sociales