Definición ABC » Salud » Corticoides

+

Definición de Corticoides

CorticoidesLos corticoides o corticosteroides son medicamentos muy utilizados para el tratamiento de diversos trastornos por su gran poder antiinflamatorio.

Son sustancias de estructura similar a las hormonas producidas por las glándulas suprarrenales, especialmente el cortisol, por estímulo del sistema hipotálamo hipofisiario.

Tras su uso, ingresan a las células afectando el proceso de producción de proteínas por efecto directo sobre los genes. Otro efecto de los corticoides es su capacidad de inhibir la producción de la molécula de Fosfolipasa 2, lo que afecta la producción de las sustancias relacionadas con los procesos inflamatorios.

En cuáles casos se utilizan los esteroides

Estos fármacos se utilizan ampliamente para el tratamiento de diversos tipos de afecciones que incluyen:

Enfermedades reumáticas. Los trastornos que afectan al aparato músculo esquelético como las artritis, gota, lupus, compresiones de raíces nerviosas y afecciones como las bursitis responden muy bien al tratamiento con corticoides.

Enfermedades alérgicas. Los corticoides son también potentes antialérgicos, empleados en el tratamiento del asma, rinitis y en formas graves de alergia como la urticaria y las reacciones anafilácticas.

Tratamiento de la insuficiencia suprarrenal. Otro uso de estas sustancias es para suplir el déficit en la producción de hormonas debido a trastornos como la insuficiencia suprarrenal.

Maduración pulmonar en prematuros. Los corticoides son empleados durante el embarazo cuando existe el riesgo de que exista un parto prematuro, con la finalidad de estimular la maduración de los pulmones del feto.
Prevención del rechazo en trasplantes. Otro importante efecto de estas drogas es su capacidad de inhibir la función del sistema inmune, lo que se conoce como efecto inmunosupresor, que hace que sean usados para prevenir el rechazo en los órganos trasplantados, así como en el tratamiento de las enfermedades autoinmunes.

Los corticoides producen importantes efectos secundarios

El uso de medicamentos tipo corticoides se relaciona con la aparición de una serie de efectos adversos cuya severidad se encuentra directamente relacionados con la dosis suministrada.

Los efectos más comunes abarcan reacciones como aumento de peso (síndrome de Cushing), aumento en el riesgo de desarrollar infecciones, aumento en los niveles de glóbulos blancos en la sangre, elevación de la presión arterial, elevación de los niveles de azúcar en sangre (glicemia), fragilidad de la piel y gastritis.

Cuando se utilizan a altas dosis por tiempo prolongado pueden ocasionar trastornos como osteoporosis, hemorragia gastrointestinal, impotencia, glaucoma, hirsutismo, cataratas, pancreatitis y obesidad.

Cuando un tratamiento con esteroides se mantiene por varios días ocurre un fenómeno conocido como supresión, que se caracteriza por el hecho de que la glándula suprarrenal suspende su funcionamiento. Por esta razón nunca debe suspenderse un tratamiento con cortico esteroides de forma brusca, ya que se corre el riesgo de desarrollar un estado de insuficiencia suprarrenal que puede tener graves consecuencias.

Fotos: iStock - 4x6 / Courtney Keating

 
 
 
Temas en Corticoides
 

Redes Sociales