Definición ABC » Salud » Convulsión

+

Definición de Convulsión

Convulsión El término Convulsión proviene del latín y significa sacudir, por lo que suele emplearse para hacer referencia a los movimientos de tipo sacudida que ocurren en forma de crisis violentas e involuntarias y que son característicos de enfermedades como la epilepsia.

Las convulsiones ocurren siempre de forma súbita e inesperada, en cualquier lugar o situación. Tienen duración que puede ir desde pocos segundos, en la gran mayoría de los casos desapareciendo posteriormente de forma espontánea, hasta varias horas en la condición conocida como estado convulsivo.

Por qué ocurren las convulsiones

Este trastorno es debido a la producción de una actividad eléctrica anormal en todo el cerebro o en una parte específica del mismo, lo que lleva a que ocurra una manifestación que no se puede controlar.

La actividad cerebral puede verse afectada por varias causas como la disminución de los niveles de azúcar en sangre, trastornos del metabolismo, alcoholismo, infecciones del sistema nervioso como la meningitis, descargas eléctricas, efectos de drogas o medicamentos o hemorragias cerebrales por accidente cerebrovascular o traumatismos.

Las convulsiones crónicas, es decir que se repiten regularmente, son debidas a enfermedades como la epilepsia, malformaciones congénitas del sistema nervioso o secuelas de traumatismos o infecciones craneales.

Las convulsiones pueden ser de varios tipos

Las manifestaciones que ocurren durante una convulsión dependen de la zona del cerebro afectada, pudiendo ocurrir un movimiento generalizado de todos los músculos, el movimiento de un solo miembro o simplemente quedarse quieto e inmóvil sin parpadear.

Existen dos grandes tipos de convulsiones, estas son las convulsiones generalizadas en donde se afecta a todo el cerebro, por lo que se pierde por completo el estado de consciencia, y las focales que afectan a una región particular y ocurren estando la persona consciente de lo que ocurre, en ocasiones las convulsiones que se inician como focales pueden generalizarse y llevar a la perdida de la conciencia.

Estado convulsivo

Cuando ocurren dos o más episodios de convulsiones sin que haya la recuperación del estado de consciencia entre ellas la persona cae en una situación conocida como estado o estatus convulsivo. Se trata de una condición que constituye una emergencia y amerita el ingreso inmediato a una unidad de cuidados intensivos ya que alcanza una mortalidad del 30% o puede acompañarse por secuelas irreversibles en los sobrevivientes provocadas por el daño neuronal.

Si bien es más frecuente en epilépticos, uno de cada tres casos de estado convulsivo es debido a causas distintas a la epilepsia, siendo las más frecuentes las infecciones del sistema nervioso, accidentes cerebrovasculares, traumatismos craneales, sobredosis de drogas o medicamentos así como la falta de oxigenación del cerebro después de un paro cardiaco.

Qué hacer en caso de una convulsión

Convulsión 2 En el caso de presenciar una convulsión es importante evitar que la víctima se golpee ya que por lo general se desploman, una vez que se inicia es recomendable seguir la siguiente conducta:

- No deje a la víctima sola, pida ayuda.

- Procure colocar a la persona en el suelo, acostada de medio lado.

- Afloje la ropa, especialmente a nivel del cuello.

- No introduzca ningún objeto en la boca, esto más bien puede llevar a la asfixia y complicar el cuadro o llevarle a sufrir una lesión si el paciente lo muerde.

- Espere unos minutos, por lo general las crisis no duran más de cinco minutos.

- Por lo general la persona después de la crisis queda desorientada y no puede valerse por si misma por algunas horas, es probable que se relajen los esfínteres por lo que ocurre la micción y la evacuación de forma involuntaria.

 
 
 
Temas en Convulsión
 

Redes Sociales