Definición ABC » Salud » Conjuntivitis

+

Definición de Conjuntivitis

Conjuntivitis La Conjuntivitis es la inflamación de conjuntiva, que es la membrana que recubre a la esclera o parte blanca del ojo y la parte interna de los párpados. Puede afectar a cualquier persona en especial los niños en los que puede presentarse en forma de brote de varios casos. Es muy frecuente ya que esta membrana se encuentra directamente en contacto con el entorno.

Esta membrana normalmente es traslucida, cuando se inflama adopta un color rojizo característico por dilatación de los vasos sanguíneos que se acompaña por molestias como dolor, enrojecimiento ocular, ardor, picazón, lagrimeo y secreción, esta última puede variar desde la emisión de un líquido de color cristalino a la presencia de pus que es capaz de adherirse a las pestañas y dificultar la apertura ocular. Las conjuntivitis también pueden acompañarse por síntomas como el dolor de cabeza y fotofobia, pueden afectar a uno o ambos ojos.

Las conjuntivitis con frecuencia suelen ser infecciosas, por agentes como virus o bacterias que se adquieren por contacto directo con secreciones o con objetos contaminados. También se producen como manifestación de una reacción alérgica a sustancias irritantes, polvo, productos cosméticos o alérgenos ambientales como el polen, perfumes o productos de limpieza. Las conjuntivitis alérgicas son más frecuentes en personas asmáticas o aquellas que sufren rinitis alérgica o dermatitis atópica.

Las conjuntivitis son por lo general enfermedades benignas que resuelven tras pocos días con tratamiento a base de limpieza ocular y el uso de colirios refrescantes, gotas oftálmicas compuestas de antibióticos o antialérgicos, según su origen. En el caso de personas con trastornos del sistema inmune o en los diabéticos debe tenerse más precaución ya que aumenta el riesgo de que se produzcan complicaciones como la invasión de tejidos más profundos del ojo por los gérmenes, en este grupo de pacientes algunos virus son capaces de afectar también a la córnea ocasionando su inflamación que es conocida como queratitis.

No todo ojo rojo es debido a una conjuntivitis, existen otras condiciones capaces de producir este mismo síntoma y es importante descartarlo. Tal es el caso del Glaucoma de ángulo estrecho, esta es una condición en la que se obstruye el normal drenaje de fluidos en el ojo por lo que estos se acumulan y aumentan la presión intraocular. Esta condición produce un dolor muy intenso y se acompaña por dilatación de la pupila y afectación o hasta pérdida de la visión, este trastorno constituye una emergencia oftalmológica que debe ser resuelta en menor tiempo posible ya que existe el riesgo de pérdida permanente de la visión.

 
 
 
Temas en Conjuntivitis
 

Redes Sociales