Definición ABC » Salud » Colapso

+

Definición de Colapso

En su sentido más amplio, la palabra colapso refiere a aquella disminución brusca en la realización de alguna tarea o actividad, o en su defecto, a la paralización total de las mismas.
“El accidente de esta mañana provocó un colapso en el tránsito inesperado”.

Disminución abrupta en la realización de una tarea, paralización total o importante caída de algo

También, cuando algo, una cosa, un objeto, sufre una importante caída se suele hablar de colapso para referirse a la misma.

Es importante destacar que cuando algo colapsa implicará un estado de cosas complejo y difícil de reorganizar y remontar para recuperar la normalidad.

Pensemos en el tránsito, donde habitualmente se producen situaciones complicadas, tales como accidentes, choques, que generan la paralización total de una calle o de una autovía.

Cuando en una ruta o en una avenida, chocan dos o más automóviles o se produce cualquier otro siniestro vial como el cruce de un animal por una ruta, entre otros, es habitual que el tránsito que circula por esa vía se trabe a causa del accidente.

Los automóviles comienzan a detenerse tras el siniestro y van acumulándose hasta llegar a generar grandes colas, que incluso pueden alcanzar varios kilómetros de congestión.

La vía en la que se produjo el siniestro quedará anulada y esto dificultará el paso de los autos que circulan con posterioridad, que deberán ir desviándose por los costados que quedaron liberados.

Hasta que las autoridades policiales no intervengan en el siniestro, y despejen la zona tras la realización de pericias, la circulación quedará disminuida y eso es lo que hace que el tránsito colapse.

Caída brusca en la tensión arterial de una persona a causa de alguna afección

Y por otro lado, a instancias de la medicina, se designa como colapso al decaimiento brusco, grave y repentino de la tensión arterial de un individuo y que provocará como consecuencia una insuficiencia circulatoria.

Es decir, el colapso será la paulatina falta de riego sanguíneo al cerebro siendo la principal complicación la provocación de un funcionamiento renal deficiente.

Generalmente este término se usa para referirse al colapso cardiovascular que padece una persona, siendo la brusca caída de la presión arterial sanguínea el primer signo clínico de alerta.
También se acompaña de otros síntomas como la pérdida súbita de fuerza muscular que desencadenará la imposibilidad de movilización de la persona afectada, cianosis o color azulado de la piel, frío en las extremidades, taquicardia. y bajísima presión como dijimos al comienzo.

Toda aquella lesión que revista gravedad, como ser una herida sangrante, una fractura, una quemadura extensa o profunda, alguna afección en el corazón, reacción alérgica, infección, o la intoxicación a través de cualquier medio, probablemente son plausibles de generar un colapso en la persona que las padece. En tanto, a veces, puede ser el único indicio de una hemorragia interna gástrica o intestinal.

Este tipo de colapso, que genera una importante disminución en el volumen sanguíneo se conoce como shock hipovolémico, aunque, no es el único, también existen otros tipos de colapsos o shocks, tales como el shock traumático, que es aquel que se genera tras sufrir un fuerte golpe emocional, por ejemplo, la perdida repentina de algún ser querido, la discapacidad de alguna parte del cuerpo tras un accidente, entre otras alternativas; y el shock anafiláctico que es aquel que se produce por la fuerte reacción alérgica tanto a medicamentos como a venenos.

En caso de encontrarse ante una situación de colapso como la mencionada, en primera instancia, lo aconsejable será mantener la permeabilidad de la vía aérea y la confirmación que la persona respira y presenta pulso. En tanto, en caso de ser necesario se deberá reiniciar la reanimación cardiopulmonar, colocar al individuo en posición de anti shock , girando ligeramente su cabeza hacia un costado, mantener el calor de la persona y trasladarlo a un centro de salud de inmediato.

Colapso emocional a causa del estrés

Por otra parte, el colapso puede afectar a las personas en el plano emocional, normalmente, las situaciones de estrés extremo desencadenan en las personas este tipo de colapso que puede manifestarse a través de diversos síntomas tales como: dolores de cabeza, complicaciones digestivas, palpitaciones, taquicardia, nerviosismo, ansiedad extrema, angustia, contracturas, entre otros.

Este tipo de colapso aparece cuando las demandas que recibe una persona en diferentes aspectos superan su capacidad respuesta o resolución a las mismas.

 
 
 
Temas en Colapso
 

Redes Sociales