Definición ABC » Salud » Claustrofobia

+

Definición de Claustrofobia

claustrofobiaLa claustrofobia es un miedo muy intenso que quien lo padece lo vive con mucho dramatismo pese a que los demás, de forma externa, no puedan comprender ese temor. De ahí que en ocasiones, las personas que sufren este malestar se sienten incomprendidos por las personas de su entorno. Aunque la forma de claustrofobia más conocida es el miedo a ir en ascensor, conviene puntualizar que es una sensación que la persona también puede experimentar en otro tipo de entornos.

Miedos que son racionales o irracionales

Existen miedos que son racionales y otros que son irracionales. La diferencia entre un miedo racional y un temor irracional es que el primero tiene una causa lógica, es decir, la persona puede identificar qué le ocurre exactamente desde el punto de vista racional, puede racionalizar su temor y argumentarlo.

Por el contrario, un miedo irracional es aquel que no está causado por ninguna causa lógica a pesar de que produce un gran sufrimiento en la persona hasta el punto de que existen personas que, víctimas de un miedo irracional, dejan de hacer muchas cosas.

Pretender evitar los miedos nos aleja de la solución

La fórmula de la evitación nunca produce un resultado positivo cuando se trata de superar un temor, al revés, el miedo va en aumento. Existe un ejemplo de fobia irracional como la claustrofobia que muestra el miedo que experimenta la persona a los espacios cerrados, por ejemplo, una persona que sufre claustrofobia evita subir en ascensor y siempre elige las escaleras como una opción que aporta tranquilidad y seguridad. Una persona que siente claustrofobia siente un gran agobio y mucha angustia en este tipo de entornos cerrados, al punto de que en cierta forma siente que le falta el aire y que no puede respirar.

Escenarios de Claustrofobia

ClaustrofobiaEn los cuartos pequeños y con poca luz, en los sótanos y zonas subterráneas... La persona se pone muy tensa físicamente porque el miedo produce un efecto de bloqueo, es decir, la persona queda paralizada víctima de su propia angustia.

Un miedo irracional como una fobia limita la rutina cotidiana de la persona puesto que se convierten en un problema situaciones que en sí mismas no deberían serlo porque no tienen ningún peligro. Desde el punto de vista positivo, conviene puntualizar que las fobias se pueden superar. Pero para ello, es necesario hacer terapia para tener un control sobre la situación y afrontar el problema de verdad con más recursos poniendo el miedo en su contexto.

 
 
 
Temas en Claustrofobia
 

Redes Sociales