Definición ABC » Salud » Cicatriz

+

Definición de Cicatriz

En nuestro idioma llamamos cicatriz a aquella marca que se produce en nuestra piel y que es el resultado directo de una herida curada y cerrada en los tiempos correspondientes.

Marca en nuestra piel que es la consecuencia de una herida ya curada

Cabe destacar, que la cicatriz es la consecuencia del desgarro del llamado tejido epitelial, cuestión que no implica su corte.

El fibroblasto, que es un tipo de célula presente en el tejido conectivo, será el encargado de operar la reconstrucción del mencionado tejido, acto seguido, aquel espacio que está afectado por la herida se vuelve a tapar con tejido de tipo fibrilar y por ello es que la cicatriz presentará un tipo de coloración diferente al del resto de la piel que no fue afectada por la herida.

Causales y apariencia

Suelen ser el producto de algún accidente, lesión, cirugía o inflamación y pueden aparecer en cualquier parte de nuestro cuerpo que sufra alguna herida.

La apariencia que ostentan puede ser variable y tendrá que ver con la localización, el tipo de piel, entre otras cuestiones, aunque vale destacar que normalmente tienen un aspecto desagradable y afectan directamente la estética de la parte del cuerpo en la cual se encuentran localizadas.

Proceso de cicatrización

La cicatrización de una herida es un proceso que implicará tres etapas: la inflamatoria (en la cual aumenta la vascularización y se forma la costra en la superficie), proliferativa (comienza a acumularse el colágeno y la fibrina para dar lugar a la regeneración del tejido) y remodelación (se inicia al mes de producirse la herida y finaliza un año después; se reabsorbe el colágeno por completo).

La cicatrización estará en estrecha vinculación con la edad, la gravedad de la herida y los hábitos alimentarios del paciente.

La medicina estética cuenta con formidables avances para mejorar y hasta hacer desaparecer cicatrices

Las cicatrices no desparecen por completo se las puede disimular con maquillaje, aminorar con la práctica de algunas técnicas dermatológicas, o practicarse alguna intervención quirúrgica estética para hacerla desaparecer, o que sea prácticamente imperceptible.

A propósito, es realmente asombroso cómo la disciplina dermatológica y la rama de la cirugía estética han avanzado en este sentido ofreciendo avances realmente notables.

La vergüenza que provoca la cicatriz

Antaño, cuando no había este avance que existe hoy en los campos mencionados, las personas que disponían de cicatrices en lugares del cuerpo visibles, tales como el rostro, las piernas, entre otras, debían convivir con las mismas, y en aquellos casos que las mismas fuesen ciertamente importantes les generaban una enorme insatisfacción y vergüenza que se trasladaba a la disposición de una baja autoestima.

Las personas que disponen de cicatrices en el rostro, por ejemplo, o en otra parte que se puede apreciar a la vista tienden a taparlas, a ocultarlas de los otros, porque los avergüenza.

Hoy, la medicina estética ha desarrollado recursos fabulosos para tratar esas cicatrices hasta hacerlas desparecer y de este modo no solamente la persona se libera de esa marca sino también que recupera su confianza y se amiga con esa parte que tanto dolor le trajo.

Por caso es importante que quienes tienen la posibilidad de realizarse una práctica de este tipo no lo duden porque ayudará muchísimo en su calidad de vida en todo aspecto.

Desagradable impresión que provoca una experiencia mala

Por otra parte, la palabra cicatriz también se emplea con frecuencia en el lenguaje coloquial para expresar aquella mala o desagradable impresión que nos deja alguna situación, acontecimiento, experiencia vivida, sentimiento negativo, o persona.

Es decir, se traslada la referencia más usada del término al lenguaje corriente para denominar en este caso lo que sería la marca que deja en el alma una herida a los sentimientos, al corazón, a las emociones, entre otras alternativas. “Su engaño le dejó una cicatriz que todavía puede vislumbrarse en su desconfianza ante el inicio de cada nueva relación.”

Sin lugar a dudas en el ranking de cicatrices emocionales aparecen en los primeros lugares los engaños y las traiciones que se reciben por parte de aquellas personas que se aman y a las cuales se les había depositado toda la confianza y que terminan por defraudarla.

Es ciertamente difícil volver a recuperar la confianza perdida, lleva tiempo y además se necesitará atravesar experiencias que permitan recobrar nuevamente la creencia en el otro.

Las cicatrices emocionales a veces suelen ser más difíciles de cicatrizar que las físicas.

La psicoterapia ayuda muchísimo en este sentido y si alguien siente que no puede recuperarse solo de una situación de este tipo se recomienda que consulte a un terapeuta para poder delinear una terapia que lo asista en la recuperación de la confianza.

 
 
 
Temas en Cicatriz
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49145 fans
  • Twitter
    2290
  • Google
    416
  •