Definición ABC » Salud » Celulitis Edematosa

+

Definición de Celulitis Edematosa

La celulitis afecta principalmente a las mujeres y este problema estético de la piel, puede ser de distintos tipos. Uno de los más frecuentes es la celulitis edematosa. Suele darse habitualmente en mujeres que tienen entre 20 y 40 años. Este tipo de celulitis es menos frecuente, sin embargo, tiene un mayor nivel de gravedad. Este problema suele causar inflamación y también, dolor físico en la zona dañada que se sitúa en las piernas.

Características de la celulitis edematosa

Este tipo de celulitis también tiene puntos en común con la de tipo blanda. A nivel estético, la persona observa cómo se hinchan sus piernas hasta formar una estructura totalmente recta. Generalmente está producida por un problema de retención de líquidos además de una dificultad de circulación. Al estar localizada en la zona de las piernas, la persona puede sufrir molestias cuando ha estado durante mucho tiempo sentada. El tacto de la piel resulta un tanto pastoso.

Existen distintas medidas de ayuda para tratar este tipo de celulitis. Uno de los mejores consejos es realizar deporte de bajo impacto, ejercicio aeróbico como pasear, caminar, nadar, practicar aquagym, andar en bicicleta... Lo ideal es que esta practica de ejercicio sea regular.

Consejos para tratar la celulitis edematosa

La retención de líquidos también está vinculada con los hábitos de alimentación. Elabora menús sin exceso de sal y no abuses de las comidas precocinadas. Integra frutas y verduras de temporada en la dieta.

Es muy importante utilizar calzado cómodo y si la persona está mucho tiempo sentada como consecuencia de su trabajo diario, debe cambiar de postura al menos una vez cada hora. Levantarse, hacer algún recado y cambiar de postura. También puedes tomar infusiones naturales que tengan efectos diuréticos. El té verde tiene un efecto drenante.

Toma abundate agua de forma regular a lo largo del día para prevenir la retención de líquidos. Pudiendo tomar también zumos de frutas naturales, sopas e infusiones.

Las duchas también son muy positivas para mejorar la circulación, especialmente, si se utiliza la técnica de las duchas de agua fría y caliente. Y duchas con distintas presiones.

El yoga es una disciplina perfecta para potenciar el bienestar físico y mental. Y la práctica de yoga reduce el estrés que es un agravante de la celulitis.

Foto: Fotolia - Dimid

 
 
 
Temas en Celulitis Edematosa
 

Redes Sociales