Definición ABC » Salud » Cardiopatías Congénitas

+

Definición de Cardiopatías Congénitas

Las cardiopatías congénitas son como lo indica su nombre trastornos del desarrollo del corazón y los grandes vasos sanguíneos que llegan o salen de él, se encuentran presentes desde el nacimiento. Afecta entre 8 a 10 de cada 1.000 nacidos vivos, siendo una condición muy frecuente en niños afectados por el síndrome de Down en los que puede presentarse hasta en el 50% de los casos.

Existe una gran cantidad de cardiopatías congénitas, sin embargo se habla de dos tipos principales según afecten o no la oxigenación de la sangre originando una condición llamada cianosis, que se caracteriza por un color entre azul y morado en los labios y las uñas.

Principales anomalías presentes en las cardiopatías congénitas

Las cardiopatías congénitas son capaces de originar dos trastornos principales, por una parte la mezcla de la sangre de la circulación general con la de la circulación pulmonar y por otra la obstrucción al paso de la sangre por disminución del diámetro de los vasos sanguíneos.

En las cardiopatías en donde las cavidades se comunican entre sí ocurre la mezcla entre la sangre oxigenada (proveniente de la circulación pulmonar) y la no oxigenada (proveniente de la circulación general), lo cual hace que el corazón deba trabajar más con la finalidad de poder suplir las necesidades de oxigeno de los tejidos. Este tipo de cardiopatías incluye las comunicaciones entre las aurículas, entre los ventrículos o cardiopatías combinadas como es el caso de la Tetralogía de Fallot que abarca cuatro malformaciones de forma simultánea.

En el caso de la obstrucción al paso de la sangre, se desarrolla un aumento en la resistencia contra la cual el corazón debe trabajar lo que hace que aumente de tamaño. Este tipo de cardiopatías abarcan estrechez de las arterias aorta o pulmonar

¿Por qué ocurren las cardiopatías congénitas?

Este tipo de trastornos del desarrollo del corazón se presenta cuando algún factor afecta el desarrollo del feto durante el embarazo, como es el caso del consumo de alcohol o drogas ilícitas, el uso de medicamentos en especial para el control de la diabetes o las convulsiones en la madre, la aparición de infecciones como la rubeola o incluso por una mala alimentación que lleve a que ocurra el déficit de nutrientes.

Estos factores tienen más impacto si entran en contacto con el feto durante los primeros tres meses del embarazo que es cuando se está llevando a cabo el proceso de formación del corazón y los vasos sanguíneos.

Los niños con cardiopatías congénitas ameritan cirugía

Las malformaciones cardiacas en su gran mayoría deben ser tratadas con cirugía que permita corregir el defecto, en ocasiones es posible que deba realizarse más de una cirugía, esta puede consistir en abordar el corazón a través del pecho o bien hacerlo mediante una técnica llamada cateterismo. Estos procedimientos deben hacerse tan pronto como sea posible una vez diagnosticada la cardiopatía, que puede hacerse con el estudio de ultrasonido incluso desde el quinto mes de embarazo antes de que él bebe haya nacido.

El tratamiento es necesario ya que estos niños suelen tener poca resistencia a las actividades físicas, pudiendo cansarse fácilmente con el llanto o al alimentarse, en las cardiopatías severas pueden ocurrir incluso desmayos o el desarrollo de accidentes cardiovasculares por falta de un aporte suficiente de oxígeno al cerebro.

Fotos: iStock - Hywards - sudok1

 
 
 
Temas en Cardiopatías Congénitas
 

Redes Sociales