Definición ABC » Salud » Callos

+

Definición de Callos

Los callos son lesiones de la piel caracterizadas por el engrosamiento y endurecimiento de la misma. Estas lesiones suelen obedecer a estímulos externos como el roce y la fricción cuando ocurren de forma sostenida, constituyendo un mecanismo protector contra lesiones de los tejidos cutáneos.

Estos engrosamientos de la piel constituyen un problema con más impacto estético que a nivel de salud. Sin embargo en ocasiones, pueden resecarse y desarrollar grietas que además de ser dolorosas pueden sangrar.

Los callos son más frecuentes en las manos y los pies

Este tipo de lesiones suelen presentarse con mayor frecuencia en las manos y los pies, también pueden observarse en los codos.

En el caso de las manos, suelen relacionarse con la ejecución de oficios como la agricultura, en la que el uso repetido de las herramientas e implementos de trabajo ocasiona callos en las palmas de las manos. Los músicos que tocan instrumentos de cuerda también suelen desarrollar callos en los dedos de las manos, al igual que las personas que practican deportes como la gimnasia.

Los pies son lugar muy común de desarrollo de callosidades. Los talones con frecuencia muestran este tipo de lesiones, especialmente en personas que usan zapatos abiertos como las sandalias. La planta del pie suele estar engrosada en personas que trabajan el campo o caminan descalzos.

Otro punto que desarrolla callosidades es el antepie, allí los callos se ubican tanto en la planta los pies a nivel de la base de los dedos, como a nivel de la cara interna del dedo gordo en las personas que tienen la lesión conocida como juanete, principalmente mujeres que tienen el hábito de usar zapatos de tacón alto con punta.

Consejos para prevenir la aparición de callos

Estas lesiones pueden prevenirse si se evita el roce y la fricción. Por tal razón es importante ser cuidadosos al elegir el calzado, un consejo muy útil es comprar los zapatos en horas de la tarde cuando ya se ha caminado o se ha tenido actividad física ya que en esas circunstancias los pies se encuentran en sus condiciones habituales y de esta manera se evitara comprar un calzado que quede muy apretado o ajustado. En el caso de los zapatos de tacón alto, estos deben usarse por espacios de tiempo corto y no se recomienda caminar largos trayectos con ellos.

En muchos casos es de ayuda aplicar cremas humectantes en las manos y los pies, en especial en la noche después del baño. Algunos compuestos a base de vaselina pueden aplicarse durante la noche en las zonas con callosidades y cubrirse con guantes o medias, esta medida es muy efectiva para ablandarlas y mejorar el aspecto estético de la piel de los pies.

Fotos: Fotolia - longquattro / vectorfusionart

 
 
 
Temas en Callos
 

Redes Sociales