Definición ABC » Salud » Cálculos Renales

+

Definición de Cálculos Renales

Cálculos renales Los Cálculos renales son formaciones sólidas de características similares a una roca que se forman en el tracto urinario dando lugar a la enfermedad conocida como Litiasis renal que afecta aproximadamente a cuatro de cada cien personas, principalmente en el sexo masculino.

Los cálculos pueden ser de diversos tipos según su composición, los más comunes son de calcio, le siguen en frecuencia los de estruvita (constituidos por fosfato amónico de magnesio), los de ácido úrico y los de cistina.

La formación de cálculos se ve favorecida por varias condiciones, especialmente las que llevan a tener niveles elevados de calcio o ácido úrico en sangre combinado con una poca ingesta de agua, esto hace que los minerales precipiten formando cálculos. Otro factor asociado es la presencia de obstrucciones del sistema urinario que favorezcan la estasis de orina con lo cual se favorece la formación de cálculos.

Los hábitos tienen un rol importante en el desarrollo de esta enfermedad, que es más frecuente en personas con una alimentación caracterizada por una mayor ingesta de lácteos, proteínas animales y menos fibra vegetal. Igualmente el uso de algunos medicamentos favorece el desarrollo de los cálculos renales, tal es el caso de algunos diuréticos, aspirina, antiácidos e incluso las vitaminas C y D.

Los cálculos pueden ubicarse en cualquier parte del tracto urinario, los que se localizan en la pelvis renal suelen ser asintomáticos hasta que ocasionan un nivel de obstrucción tal que la orina estancada se infecta dando origen a una infección urinaria alta que involucra al riñón conocida como pielonefritis, esta se caracteriza por dolor lumbar, ardor para orinar y fiebre.

Los cálculos localizados en los uréteres, vejiga o uretra producen un dolor tipo cólico de muy fuerte intensidad conocido como Cólico Nefrítico, este es considerado uno de los dolores más intensos que puede padecer una persona y se caracteriza por dolor intenso que “aprieta y suelta” localizado en la parte baja de la espalda que irradia hacia los genitales, el mismo se acompaña por ardor para orinar y sangre en la orina. Cuando la obstrucción se acompaña por infección se asocian fiebre y la emisión de pequeñas cantidades de orina varias veces al día posterior a lo cual la persona siente ganas de seguir orinando.

Los cálculos pueden ser identificados por estudios de imagen, especialmente el ultrasonido, los que están formados por calcio son visibles en estudios como las radiografías simples. El examen de orina puede hacer sospechar la presencia de cálculos al poner en evidencia cristales de oxalato de calcio o ácido úrico y sangre en la orina conocida como hematuria.

La mayoría de las veces pueden ser expulsados espontáneamente tras una crisis de cólico nefrítico con ayuda de tratamiento médico, sin embargo en los casos de cálculos de gran tamaño o cuando hay alteraciones del trayecto urinario que impide su expulsión pueden ser manejados con técnicas como la litotripsia extracorpórea con la que son fragmentados mediante el uso de ondas de choque o bien extraídos mediante cirugía.

 
 
 
Temas en Cálculos Renales
 

Redes Sociales