Definición ABC » Salud » Atelofobia

+

Definición de Atelofobia

Existen personas que tienen un gran afán de perfeccionismo, siempre aspiran con llegar a más, no disfrutan de verdad de sus logros porque se fijan más en aquello que es mejorable que en aquello que ha finalizado correctamente.

Existe una fobia que está directamente relacionada con este deseo de perfección: la atelofobia. La persona sufre mucho porque está condicionada por el vértigo de no poder alcanzar la excelencia en todas sus acciones y propósitos importantes. En definitiva, el afectado se toma todo demasiado en serio.

Este miedo inicial antes de haber dado incluso el primer paso hacia una meta, lejos de aportar confianza, genera el efecto contrario: inseguridad, visión negativa del futuro, profecía autocumplida, baja autoestima. El modo en el que un sujeto se habla a sí mismo influye en su modo de sentir y también, en su conducta. Esta es una de las razones por las que es muy positivo incidir en el miedo para hacer el giro.

Angustia y pánico a la imperfección

Y es cierto que todos en algún momento de nuestra vida hemos podido experimentar el miedo a no triunfar en un ámbito en concreto, sin embargo, la atelofobia indica un miedo que va mucho más allá de lo racional, es un temor que puede llevar incluso al afectado a perjudicar sus relaciones de amistad.

Las obsesiones tienen tal nivel de afectar la conducta de un ser humano que en el caso de los afectados por este pánico, sienten también que salpica a otros ámbitos de su vida personal.

Entre los efectos secundarios que puede producir esta fobia hay varios que muestran la somatización del temor en grado máximo: alteración del apetito, problemas para conciliar el sueño, cambios bruscos de humor, acumulación de estrés que produce cansancio, sin embargo, la persona tiene dificultades para permitirse descansar y desconectar.

El bienestar es lo más importante

Cuando el paciente inicia una terapia psicológica para mejorar su gestión emocional aprende, en primer lugar, que su salud y su bienestar es más vital que cualquier otro tipo de logro personal. Por tanto, comienza a comprender cuál es el orden de valores de una vida feliz. Y cómo, aunque es difícil reducir el miedo a cero, es posible ponerlo en su contexto.

La persona comprende que no pasa nada por no ser perfecta puesto que ningún ser humano lo es. Y además, al liberarse de este deseo de perfección también disfruta mucho más de aquello que hace porque no está tan pendiente del resultado sino del proceso.

Fotos: iStock - Tracy Hebden / ANessiR

 
 
 
Temas en Atelofobia
 

Redes Sociales