Definición ABC » Salud » Asperger

+

Definición de Asperger

Asperger El Síndrome de Asperger lleva este nombre ya que fue descrito por el pediatra Hans Asperger en 1944, quien lo denomino Psicopatía autista y lo consideró un trastorno en la habilidad de socialización relacionado con el autismo. Este trastorno es más frecuente en los niños que en las niñas.

Esta condición se presenta desde la infancia, sus manifestaciones comienzan a percibirse a partir de los tres años de edad cuando el niño debe socializar o cuando ingresa a la educación preescolar.

Las principales manifestaciones del Síndrome de Asperger se relacionan con las habilidades para la socialización y la comprensión del lenguaje corporal del interlocutor. Esto se manifiesta con dificultad en la socialización con otros niños, falta de interés en algunos aspectos del entorno con un interés casi obsesivo por aspectos muy particulares lo que lleva a que estos niños puedan ser muy inteligentes en áreas específicas. Otras manifestaciones que pueden presentarse son faltas de contacto visual durante una conversación, inexpresividad en el rostro y problemas con la gesticulación e hipersensibilidad a estímulos como la luz y el ruido, lo que lleva a ser percibidos como niños o personas extraños.

A nivel de su desarrollo motor es posible que este sea más lento, presentándose dificultades para caminar y para llevar a cabo actividades motrices todo ello por problemas en la coordinación asociados. A diferencia del autismo estos niños no tienen trastornos ni del habla ni del aprendizaje, aunque puede resultarles difícil organizarse y concentrarse lo cual puede afectar su rendimiento académico.

Aun no se conoce bien la causa de este problema, sin embargo las investigaciones han puesto en evidencia que existen cambios estructurales y funcionales en los cerebros de estos niños, incluso existe una mayor predisposición a padecerlo si existen otros miembros en la familia con el trastorno lo cual puede tener relación con un factor hereditario.

Si bien esta enfermedad no tiene cura, es posible que al llegar a la edad adulta estos niños puedan lograr llevar una vida normal e independiente con un buen desempeño en su actividad laboral, para esto es necesario que cuenten con el apoyo y la educación adecuados, así como con un entrenamiento constante en habilidades sociales, terapia del lenguaje, integración sensorial para desensibilizarlo de la hiperreactividad a los estímulos y terapia cognitivo-conductual. Esta es una labor constante y a tiempo completo que deberá enfocarse siempre en lograr la independencia y mejorar la capacidad de relacionarse con el entorno.

 
 
 
Temas en Asperger
 

Redes Sociales