Salud » Aorta

Definición de Aorta

Aorta es la denominación que recibe la principal arteria del cuerpo humano. La misma nace en el ventrículo izquierdo de nuestro corazón y conforma lo que se conoce como arco aórtico, luego desciende hasta el abdomen y a la altura de la cuarta vértebra lumbar sufre una bifurcación que la convierte en dos arterias. Por un lado, las ilíacas o primitivas que se ocupan de irrigar la sangre a la pelvis y a los miembros inferiores y la sacra media dirigida hacia la zona del recto.

En los seres humanos adultos, la aorta, presenta un diámetro de dos centímetros y medio y su enorme importancia radica en que la misma origina al resto de las arterias que se hallan en nuestro cuerpo y que conforman el sistema circulatorio, con excepción de las arterias pulmonares.

En tanto, su principal función es la de transportar y distribuir sangre plena de oxígeno justamente entre todo el vasto universo de arterias.

Una de las características distintivas de esta arteria es su elasticidad y por caso resulta ser muy flexible y extensible, porque por ejemplo cuando el ventrículo izquierdo del corazón realiza el movimiento de la sístole, es decir, se contrae para así aportarle sangre a la aorta, la misma se expande. Esta expansión resulta ser fundamental ya que le atribuye energía para sostener la presión sanguínea cuando en el movimiento de la diástole le toca acortarse.

Su importante extensión genera la división de la misma en partes como ser: aorta ascendente, arco aórtico, aorta descendente, aorta torácica y aorta abdominal.

Cabe destacarse, que esta arteria suele presentar diversas patologías siendo una de las más comunes el aneurisma de aorta. Este tipo de aneurisma es una dilatación localizada que lo que genera es una fuerte debilidad en la parte de la pared de la arteria.

En la mayoría de los casos que se presentan esta afección está asociada a procesos degenerativos característicos del avance de la edad, aunque también puede desencadenarse por defectos en la construcción proteica, traumatismos, infecciones, arteritis, entre otros.

Aquellos casos que no revisten gravedad no suelen presentar síntomas, en tanto, los más avanzados sí y en la mayoría demandan de una intervención quirúrgica para su control. De no ser tratados conforme a tiempo pueden producir un derrame interno y llevar al paciente a la muerte.

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: marzo. 2013 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/aorta.php
 
Temas en Aorta
 

Redes Sociales