Salud » Anoxia

Definición de Anoxia

La anoxia es un término que se utiliza para hacer referencia a la falta de aporte de oxígeno al cerebro, en los casos en que ocurre una disminución del mismo se habla de hipoxia.

El cerebro es un órgano que tiene una gran vulnerabilidad a la hipoxia, pudiendo presentarse daños cerebrales irreversibles cuando esta falla alcanza un lapso de tiempo de 5 minutos, si la condición persiste sobreviene en poco tiempo la muerte cerebral.

Causas de anoxia e hipoxia cerebral

Este trastorno puede ser consecuencia de muchas causas que son distintas si se trata de un recién nacido o de un a un niño o persona adulta. La hipoxia cerebral ocurre principalmente en situaciones que obstruyan la vía aérea, que afecten la circulación sanguínea o que limiten la capacidad de la hemoglobina de transportar oxígeno a los tejidos.

Los principales estados que pueden obstruir la vía aérea son el ahogamiento, el estrangulamiento, el atragantamiento y la presencia de lesiones que compriman la vía aérea como los tumores.

Lesiones como los traumatismos cerebrales pueden llevar a la rotura de vasos sanguíneos o bien a la compresión de estructuras por hematomas.

En el caso de envenenamiento por monóxido de carbono o en situaciones como complicaciones de procedimientos de anestesia general, paro cardíaco ocurre un trastorno en el aporte de oxígeno a los tejidos.

Consecuencias de la anoxia cerebral

Los síntomas dependerán de la magnitud de la hipoxia. En los casos leves puede haber trastornos de la atención coma desorientación y pérdida de la memoria, falla de la coordinación motriz y cierto estado de desorientación. Tras un breve periodo de tiempo la persona puede recuperarse por completo y no presentar ningún tipo de secuelas.

Cuando la falla en el aporte de oxígeno se prolonga en el tiempo, o es de mayor impacto, puede ocurrir un daño cerebral que se va a manifestar inmediatamente o incluso tras varios días posterior al evento. Inicialmente ocurre la pérdida de la conciencia que tiene una duración variable y luego aparecerán las secuelas que pueden ser de tipo parálisis, pérdida de la sensibilidad, pérdida del habla, afectación de la motricidad, cambios en la personalidad, trastornos del humor, aparición de convulsiones e incluso la parálisis completa.

En el caso de que la falla en el aporte de oxígeno se prolongue más allá de 5 minutos puede ocurrir la muerte cerebral, proceso en el cual se pierde la función del cerebro aunque exista la función cardiovascular, es decir el cerebro deja de funcionar aunque el paciente presente pulso, presión arterial y se encuentre respirando.

El grado de daño que pueda presentarse tras un episodio de anoxia o hipoxia cerebral depende también de las condiciones clínicas asociadas, como la presencia de hipertensión arterial, diabetes o trastornos hematológicos.

Anoxia en el recién nacido

En el caso de los recién nacidos, existe una serie de condiciones que aumentan el riesgo de que ocurra la anoxia perinatal, es decir en el proceso que va desde antes, durante y después del parto.

Las causas abarcan problemas de la madre, enfermedades como la eclampsia y preeclampsia (que pueden llevar a una afectación en la circulación del feto), así como también a consecuencia de anomalías en el canal del parto, que hacen que este se prolongue o bien que sea difícil, también puede presentarse como consecuencia de los medicamentos utilizados para suministrar anestesia a la madre.

El feto también puede tener condiciones que favorezcan el desarrollo de la anoxia cerebral, como la presencia de malformaciones congénitas, algunos tipos de anemia e infecciones; todo esto puede afectar el suministro de oxígeno a los tejidos.

Los niños prematuros tienen un mayor riesgo de desarrollar hipoxia y anoxia cerebral, ya que muchas veces su sistema respiratorio no se encuentra perfectamente formado por lo cual pueden ver limitada su capacidad de oxigenar la sangre.

La anoxia cerebral puede traer una serie de consecuencias para el feto que pueden llegar a ser permanentes. Estas se van a manifestar dependiendo del grado de la hipoxia y su duración.

En condiciones o cuadros leves pudiera no haber mayor impacto en el niño, sin embargo, en los casos más severos se van a desarrollar a lo largo de su crecimiento y desarrollo una serie de problemas psicomotores con dificultad para la movilización, hipotonía de los músculos, limitaciones y dificultades para caminar, para el aprendizaje y también para el lenguaje. En ocasiones los procesos como la atención, la memoria, el lenguaje y el proceso de lectura y escritura pueden mostrar dificultades que se hacen evidentes en la edad preescolar del niño.

Los niños que padecen anoxia cerebral pueden ameritar tratamiento continuo y permanente basado en técnicas de estimulación, así como rehabilitación, terapia del lenguaje y terapia ocupacional.

Fotos: Fotolia - Mopic

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade | Sitio: Definición ABC | Fecha: agosto. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/anoxia.php
 
Temas en Anoxia
 

Redes Sociales