Salud » Anfetamina

Definición de Anfetamina

La anfetamina es un fármaco con una estructura similar a la de varios neurotransmisores, por lo que es capaz de estimular diversas áreas del sistema nervioso central.

Sus efectos la han llevado a ser tanto un medicamento de uso legal como una sustancia de abuso ilegal.

¿Cómo actúa la anfetamina en el cerebro?

Esta molécula es capaz de estimular la liberación de dopamina y disminuir su recaptación, lo que lleva a que existan mayores niveles de este neurotransmisor a nivel de las uniones entre las neuronas. Este es un mecanismo similar al que usa la cocaína para producir sus efectos.

También lleva a la activación de los receptores de serotonina y la inhibición de su recaptación, lo que incrementa los niveles de este neurotransmisor. Este es un mecanismo que también ocurre con drogas como el LSD y que explica su capacidad de producir alucinaciones.

A nivel del sistema nervioso autónomo aumentan la liberación de transmisores adrenérgicos, lo que se relaciona con el desarrollo de síntomas como la disminución del cansancio, taquicardia, sudoración, aumento de la temperatura corporal, sequedad de la boca y dificultad para orinar.

Usos médicos de la anfetamina

Esta sustancia fue desarrollada a partir de la efedrina, un medicamento capaz de dilatar los bronquios y aliviar la congestión de las mucosas. Sin embargo, a diferencia de su precursora, su composición química le llevo a adquirir muchos otros efectos por lo que ha sido empleada tradicionalmente para el tratamiento de una serie de afecciones que incluyen:

- Sobrepeso y obesidad. Las anfetaminas tienen la capacidad de inhibir el apetito al aumentar la liberación de dopamina a nivel del hipotálamo. Este efecto se acompaña del desarrollo de tolerancia lo que lleva a que sean necesarias dosis cada vez mayores para lograr los resultados. Esto puede favorecer la aparición de efectos adversos.

- Inducir estados de alerta. Por muchos años estas drogas se emplearon para aumentar el estado de alerta y el rendimiento, en especial en personas con déficit de atención, pacientes depresivos, deportistas o en individuos que debían estar atentos por motivo laboral como vigilantes nocturnos y personal militar.

Hoy en día se ha limitado su uso, llegando a convertirse en una sustancia controlada. Este se limita al tratamiento del déficit de atención en niños y adultos, los estados de somnolencia profunda, el sobrepeso y la depresión que no responde a otras opciones de tratamiento.

Mas que uso, abuso

Las anfetaminas son una de las drogas más empleadas de forma ilícita. Quizá no todos hayan oído hablar de anfetaminas como tal, pero con seguridad todos conocen uno de sus derivados: el éxtasis.

Esta droga es capaz de producir estimulación del sistema nervioso, ansiedad, euforia y alucinaciones. Pero su uso también se asocia a efectos tóxicos que pueden dañar de forma permanente algunos grupos de neuronas. Estos se manifiestan por estados de psicosis en la que se desarrollan síntomas muy parecidos a la esquizofrenia con desconexión de la realidad, aparición de alucinaciones, conducta violenta y desarrollo de un estado de paranoia.

El uso de anfetaminas puede llevar al desarrollo de dependencia. El consumidor las busca de forma compulsiva y no puede detener su uso.

Fotos Fotolia: Jackie Niam / Studio217

Autor: Maria Paz de Andrade | +CITAR
 
 
 
Temas en Anfetamina
 

Redes Sociales