Definición ABC » Salud » Amaranto

+

Definición de Amaranto

El amaranto, también conocido como la semilla de la alegría o con el nombre de "huautli" o de "kiwicha", es un alimento muy semejante al cereal y se consume habitualmente en México y otros países de Latinoamérica. Su planta tiene abundantes hojas anchas, flores de color púrpuras o rojizas y espigas. Se cultiva en ambientes distintos y su planta no requiere de mucho mantenimiento.

Aspectos nutritivos, propiedades y beneficios para la salud

En comparación con otros cereales, su contenido nutritivo es muy elevado. Así, el contenido de proteína, ácidos grasos insaturados, almidón, calcio y hierro presenta valores muy favorables para la salud. En cuanto al nivel de proteína es del 17%, un valor muy superior al trigo (12 %) o al arroz (entre el 7 y el 10 %).

Su alto contenido en lisina (un importante aminoácido que no fabrica nuestro organismo) es muy beneficioso para potenciar la memoria y mantener la mente ágil.

Es un antioxidante natural y su alto contenido en magnesio ayuda a la relajación de los vasos sanguíneos

Se considera que el consumo habitual de este alimento es útil para prevenir enfermedades asociadas a los intestinos. Las hojas de amaranto tienen más hierro que las espinacas, por lo que es muy recomendable para aquellas personas que tengan anemia. También es beneficioso su consumo para las personas que padecen estreñimiento.

En algunos casos, se emplea en las dietas para reducir peso, ya que por cada cien gramos de producto se aportan 300 calorías al organismo.

El amaranto no tiene ningún tipo de contraindicación, por lo que se puede incorporar a la alimentación diaria como una alternativa muy saludable.

Sus excelentes propiedades han hecho que la NASA emplee el amaranto para alimentar a los astronautas desde hace más de 30 años.

Un alimento básico en las culturas precolombinas

Hay indicios de que el amaranto se consumía en América Central 4000 años antes de Cristo. Se cree que fueron los mayas quienes empezaron a cultivarlo, mientras que los aztecas y los incas lo introdujeron posteriormente. El valor del amaranto era doble para los aztecas: como alimento muy valorado nutritivamente y como elemento que formaba parte de ciertos rituales religiosos.

En la cocina mexicana actual

Los mexicanos utilizan este alimento de muchas formas. Una de las más conocidas es el denominado "pan de la alegría", un postre que normalmente se hace tostando el amaranto y añadiéndole miel y anís. Su semilla se emplea para el desayuno o la merienda o para dar sabor a ciertos postres de yogur y fruta. También puede utilizarse como base para elaborar pasteles.

Fotos: Fotolia - HandmadePictures / Partners

 
 
 
Temas en Amaranto
 

Redes Sociales