Definición ABC » Salud » Agilidad

+

Definición de Agilidad

agilidadLa agilidad remite a la rapidez e inmadiatez que tiene una persona determinada. Es un concepto que como cualidad no solo puede atribuirse al ámbito físico sino también, al plano emocional. Una persona es ágil físicamente cuando está en forma al apostar por un estilo de vida activo y realizar deporte más allá de todo sedentarismo. La agilidad también es una cualidad que es inherente a la edad. Es decir, los niños por naturaleza son más ágiles que una persona de sesenta años, por ejemplo. Pero todo ser humano debe cuidarse de forma acorde a su edad, de hecho, existen clases de gimnasia especialmente recomendadas para personas de la tercera edad.

La importancia de mantenerse ejercitado en la salud

Por esta razón, la agilidad también es un concepto que muestra vitalidad al combatir el efecto del paso del tiempo. Uno de los hábitos más saludables para estar ágil físicamente es caminar todos los días. Puedes integrar tus paseos en tu rutina cotidiana si aprovechas los trayectos para ir desde el trabajo hasta casa paseando. También puedes utilizar las escaleras en lugar de utilizar el ascensor. Es esencial apostar por hábitos que potencien los hábitos de vida activa frente al sedentarismo teniendo en cuenta que muchas personas pasan ocho horas de su tiempo trabajando sentadas en la oficina y a ello, también hay que sumar que el entretenimiento de ver la televisión cuenta con muchos adeptos. Al igual que la costumbre de pasar mucho tiempo frente al ordenador.

La agilidad entendida en el campo de la inteligencia

Además, la agilidad también puede remitir al plano intelectual. Una persona es ágil desde el punto de vista intelectual cuando tiene una gran rapidez mental para realizar sumas matemáticas, por ejemplo. También para recordar los números de teléfono de los contactos habituales sin necesidad de consultar la agenda. Una persona es ágil desde el punto de vista mental cuando tiene un gran ingenio y creatividad.

Entrenar y capacitar la mente a partir del arte y la cultura

AgilidadExisten hábitos que son muy positivos para reforzar la agilidad mental: por ejemplo, leer libros y revistas, acudir al cine para ver una película, disfrutar del arte, disfrutar de las conversaciones con los amigos y aprender a escuchar, realizar crucigramas, sopas de letras y resolver acertijos también es una buena fórmula para reforzar la agilidad mental a través de la estimulación de la mente mediante actividades dinámicas.

Los planes sociales también son muy saludables para reforzar la agilidad mental ya que una persona puede terminar encerrada en sí misma como consecuencia del individualismo.

 
 
 
Temas en Agilidad
 

Redes Sociales