Definición ABC » Salud » Aborto Séptico

+

Definición de Aborto Séptico

El aborto séptico es una condición en la que ocurre la pérdida del embarazo por una infección tanto de la placenta como del feto. Se trata de una condición de gravedad que representa el 15% de las causas de muerte en mujeres embarazadas.

El aborto séptico se ha vuelto cada vez menos común, al disponerse de mayor información sobre este posible riesgo que acompaña a un gran número de casos de aborto ilegal y al hacer conciencia sobre el uso de métodos anticonceptivos para evitar el embarazo no deseado.

¿Por qué ocurre un aborto séptico?

El aborto séptico ocurre principalmente como consecuencia de llevar a cabo procedimientos inseguros para interrumpir el embarazo, bien sea porque se lleva a cabo por personas que no tienen las habilidades necesarias para ejecutar este procedimiento o bien porque se produzca en un ambiente que no cumpla con las normas de seguridad ni higiene necesarias. Aunque parezca sorprendente también se ha dado el caso de que la misma mujer trate de interrumpir el embarazo usando objetos o sustancias químicas en ella misma.

La infección de la placenta y el útero sobreviene cuando las bacterias provenientes de objetos infectados y de la misma vagina se diseminan alcanzando estos tejidos. A partir de allí pueden alcanzar los demás órganos de la pelvis y la sangre, dando origen a un cuadro de gran gravedad conocido como sepsis o septicemia.

Este aborto se acompaña por síntomas como dolor abdominal, escalofríos, fiebre y sangrado vaginal. Al interrogar a las pacientes se logra identificar el antecedente de que ocurrió la pérdida espontanea del feto o bien de que hubo una instrumentación o manipulación vaginal para detener el embarazo.

El tratamiento del aborto séptico va más allá del uso de antibióticos

Las bacterias involucradas en la producción de un aborto séptico suelen producir toxinas muy potentes capaces de dañar por completo los tejidos. En la medida que pasan las horas estas bacterias invaden la placenta y se extienden primeramente al útero y luego a los órganos vecinos.

El tratamiento del aborto séptico requiere del uso de grandes cantidades de antibióticos, pero también es necesario remover los tejidos infectados. En sus fases iniciales o formas menos complicadas puede ser suficiente llevar a cabo un curetaje, que consiste en el raspado del interior del útero para remover los restos del feto y la placenta.

En casos severos puede ser necesario llevar a cabo una histerectomía, que es un procedimiento quirúrgico llevar a cabo para retirar completamente el útero. La histerectomía también debe practicarse cuando el útero resulta dañado o perforado durante un procedimiento de aborto ilegal, ya que en estas condiciones es la única forma de detener situaciones como la hemorragia.

Foto: iStock - KatarzynaBialasiewicz

 
 
 
Temas en Aborto Séptico
 

Redes Sociales