Definición ABC » Religión » Virtudes Teologales

+

Definición de Virtudes Teologales

La virtud es un concepto que tiene un significado por sí mismo en el marco de la ética. En este contexto, la virtud es la base para la realización del bien, muestra una disposición en el sujeto hacia la práctica de una acción noble. En el contexto de la religión católica, podemos enumerar las virtudes teologales inherentes a la fe. Las virtudes teologales son tres. Y las enumeramos a continuación.

La fe

La fe es una virtud teologal, implica una confianza plena por parte del creyente en la palabra de Dios y en que todo aquello que le ha sido concedido tiene su primera causa en Él. La fe es un tipo de conocimiento distinto al de la razón. Eso no significa que no pueda racionalizarse esta creencia, sin embargo, la fe llega más lejos en tanto que para una persona de fe, sus valores son inamovibles.

La esperanza

La esperanza es otra de las virtudes teologales más valiosas. Es ese sentimiento que se fundamenta en la fe y que reside en la confianza paciente ante el mañana. Desde esta perspectiva, el creyente confía en la palabra de Dios y vive su presente con una profunda confianza en la vida eterna. Esto aporta un significado espiritual incluso a situaciones de sufrimiento.

La caridad

La caridad es la virtud teologal que toma el amor a Dios como base de todas las cosas. Pero además, el ser humano que vive con fe y esperanza también practica la caridad con los demás porque ama a su prójimo como a sí mismo. La caridad implica que el sufrimiento ajeno no resulte indiferente para quien vive como una responsabilidad individual la construcción del bien común. Por ello, una persona puede ofrecer su ayuda desinteresada a otra en un gesto de amor caritativo.

Fe, esperanza y caridad son tres pilares importantes en la vida del cristiano que muestra a través de sus palabras y sus acciones esta forma de vida.

Estas tres virtudes también se retroalimentan porque quien practica la caridad siente la motivación de la esperanza de la fe. A su vez, quien tiene fe encuentra un sentido diario a la esperanza de practicar la caridad en su vida cotidiana.

Una persona creyente también puede sufrir una crisis de fe en su vida, de hecho, es muy habitual que esto ocurra.

Fotos: iStock - Neustockimages / ljubaphoto

 
 
 
Temas en Virtudes Teologales
 

Redes Sociales