Religión » Unción

Definición de Unción

El término unción en el contexto de la religión cristiana equivale a la idea de bendición, consagración o protección. El vocablo proviene del verbo ungir, una palabra de origen griego que literalmente quiere decir frotar con aceite o untar.

En la antigüedad los pastores protegían a las ovejas con un ungüento de aceite para evitar que los insectos las mataran

Esta práctica de los pastores se trasladó al contexto religioso y de esta forma las personas eran ungidas como un símbolo de la bendición de Dios. Normalmente la finalidad de una unción era convertir a alguien en una persona con un rango especial. De esta manera, un rey o un líder religioso recibían una unción de manos de un sacerdote para comunicar que Dios estaba de su lado y de alguna manera le protegía. Este acto se realizaba derramando unas gotas de aceite sobre el ungido y en ocasiones también se hacía sobre un objeto con el fin de consagrarlo.

En la tradición cristiana la unción implica la protección de Dios y un don para tomar las decisiones correctas. Sin embargo, no hay que entender que alguien ungido no pueda equivocarse, pues la unción debe ir acompañada de un sentido de la responsabilidad personal.

La unción cristiana va más allá del acto simbólico

Según el Nuevo Testamento el Espíritu de Dios se encuentra en el alma humana para ayudarnos como guía en nuestra existencia. Por lo tanto, los creyentes reciben la unción de Dios a través del Espíritu Santo y de Jesucristo. De esta manera, se trata de un concepto que debe entenderse en su dimensión espiritual y no simplemente como un ritual simbólico.

Desde la perspectiva cristiana la idea de unción está directamente asociada al poder de Dios sobre los hombres. Así, el ser humano está ungido por Dios para realizar el bien y evitar el mal y para seguir las enseñanzas de Jesucristo. No sería correcto interpretar este don espiritual como algo que se recibe para siempre, sino como algo que debe protegerse y mantenerse en el interior del alma humana (la unción espiritual es como el aceite, una sustancia que si no se renueva acaba evaporándose).

La unción de los enfermos es un sacramento

Cuando una persona está enferma se encuentra frágil y desvalida y en algunos casos la enfermedad conduce inevitablemente a la muerte. Es en este contexto cuando la iglesia administra el sacramento de la unción de los enfermos.

En la celebración del mismo, la frente y las manos del enfermo son ungidas con aceite y seguidamente el sacerdote reza una oración. El efecto de este sacramento es evidente: fortalecer el alma humana para afrontar la muerte con paz y en unión espiritual con Jesucristo.

Fotos: Fotolia - Chodyra Mike / Maruba

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: julio. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/religion/uncion.php
 
Temas en Unción
 

Redes Sociales