Religión » Simiente

Definición de Simiente

Simiente-semilla-frutasLa palabra simiente viene del latín sementis y alude tanto a la semilla de un fruto como a cualquier causa que permite crear algo. En la tradición religiosa cristiana, el término simiente está muy presente en el Antiguo Testamento.

La simiente en los procesos de la naturaleza

Si tomamos como referencia un fruto cualquiera, la semilla que contiene es la simiente, es decir, aquello que va a permitir que nazca un nuevo fruto tras un proceso natural de desarrollo. La idea de simiente es igualmente aplicable al semen de los mamíferos, el líquido que interviene en el origen de un nuevo ser vivo.

El término simiente aplicado a la creación de vida, de un fruto o de un individuo, no se utiliza en un sentido estrictamente biológico sino para dar a entender el origen de los procesos vitales y para indicar que en los ciclos de la naturaleza hay siempre una causa originaria, es decir, un germen.

La simiente en la Biblia

En el libro del Génesis 3.15 hay un versículo que hace referencia a la enemistad entre dos simientes, la de la mujer y la de la serpiente. La simiente de la mujer alude a su capacidad para generar vida e incluso la vida del Mesías que está por llegar. La simiente de la serpiente expresa el germen del mal y en este sentido hay que recordar que una serpiente fue la que engañó a Eva para introducir la semilla del mal en la humanidad. Estas dos simientes bíblicas tienen un significado doble:

1) son un elemento narrativo a través del cual los humanos pueden conocer el origen de la humanidad desde la perspectiva cristiana y

2) hay una clara distinción entre el bien y el mal, dos realidades que también pueden crecer como si fueran una simiente.

La simiente del bien y del mal

Si bien en el Antiguo Testamento hay una referencia explícita a las dos simientes, la del bien y la del mal, estos dos conceptos van más allá de la religión cristiana, pues son esenciales en todas las religiones y visiones del mundo.

Al utilizar la idea de simiente del bien o del mal, se está indicando que las cosas buenas o malas de la vida no aparecen de manera espontánea sino que hay una siembra de cosas buenas en contraposición con la siembra de cosas malas y es el propio ser humano quien lleva a término una simiente u otra. Tal y como expresa el refrán español, quien siembra vientos recoge tempestades.

Fotos: iStock - thorbjorn66 / Mordolff

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: julio. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/religion/simiente.php
 
 

Redes Sociales