Religión » Samaritano

Definición de Samaritano

SamaritanoSi consultamos el diccionario encontraremos que samaritano es una buena persona, quien se comporta de manera compasiva y ayuda a los demás.

Al mismo tiempo, samaritano es un gentilicio, es decir, el individuo que ha nacido en Samaria, una región de la antigua Palestina. Por otra parte, los samaritanos eran un grupo religioso que se consideraba a sí mimo descendiente de las doce tribus de Israel pero que estaban enfrentados a los judíos, pues no compartían los mismos criterios (aceptaban a Moisés como profeta aunque no seguían el Talmud de la tradición judaica). Además de las personas originarias de Samaria y de un grupo religioso, el samaritano es una lengua similar al arameo, la lengua que hablaba Jesucristo.

La parábola del buen samaritano

Samaritano entendido como persona compasiva forma parte de nuestra cultura a través de una de las enseñanzas de Jesucristo en el Nuevo Testamento, concretamente en el evangelio de Lucas.

En esta parábola alguien pregunta a Jesucristo quién es el prójimo, a lo cual responde con una breve historia. Un hombre partió de Jerusalén en dirección a Jericó, una ruta considerada peligrosa. En el trayecto fue agredido y robado por unos asaltantes que lo dejaron muy mal herido. Un sacerdote y un levita vieron aquel hombre pero no le ayudaron.

Fue un samaritano quien actuó compasivamente y le brindó su ayuda, llevándolo a una posada donde finalmente se recuperó. Al final de la historia, Jesucristo da a entender que el único que obró correctamente fue el samaritano. La enseñanza de la parábola es evidente: lo importante son las buenas acciones y no lo que diga la ley.

Una expresión de aprendizaje

Samaritano2Los estudiosos de la Biblia dan importancia a esta parábola por su enseñanza moral y por un aspecto relevante: que según la tradición hebrea en tiempos de Jesucristo un samaritano era un hereje y, a pesar de ello, el samaritano que ayudó al necesitado es un ejemplo de actitud misericordiosa.

Otros términos bíblicos en el lenguaje cotidiano

El ejemplo de la palabra samaritano no es una excepción, ya que en nuestro idioma hay múltiples términos que tienen un origen bíblico. Así, algo es apocalíptico cuando es una auténtica catástrofe, ser un fariseo es sinónimo de hipócrita y un holocausto en un sentido bíblico era el ofrecimiento de un sacrificio a Dios.

La presencia de conceptos y expresiones relacionadas con el cristianismo en nuestro idioma es muy evidente y se podrían mencionar ejemplos muy diversos: idolatría, indulgencia, sacrilegio, llorar como una magdalena o perder el oremus.

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: abril. 2015 | URL: https://www.definicionabc.com/religion/samaritano.php
 
 

Redes Sociales