Religión » Reforma protestante

Definición de Reforma protestante

Reforma protestanteEl de Reforma protestante es un concepto que reviste una especial importancia dentro de la historia de la religión.

Movimiento religioso, nacido en Alemania en el siglo XVI, en clara oposición a las costumbres y la corrupción imperante en la Iglesia Católica

La Reforma protestante consistió en un movimiento religioso que comenzó en la Alemania del Siglo XVI y que provocó un cisma dentro de la Iglesia Católica que tendría como principal corolario la aparición de nuevas Iglesias y de nuevos movimientos religiosos que se enrolarían detrás del protestantismo.

Básicamente, y si tuviésemos que indicar una cuestión que desató esta movilización fue sin dudas el descontento y oposición que religiosos, políticos e intelectuales de aquel tiempo presentaban respecto de las costumbres de la Iglesia y en especial de las pretensiones de los Sumos Pontífices de dominación total sobre la religión cristiana.

Y justamente será denominada como Reforma porque la idea primordial fue la de proponer alternativas reformistas a aquellas cuestiones criticadas para de esa manera revivir al catolicismo de los comienzos que había quedado, de acuerdo a sus visiones, desdibujado.

Por supuesto, para su concreción y expansión, el Protestantismo, contó con la venia de algunos políticos y reyes europeos.

Cabe destacarse que el Protestantismo, o asimismo la palabra Protestante, son empleadas justamente para denominar a aquellos grupos religiosos que en tiempos de la Reforma protestante se alejaron de la Iglesia Católica y desarrollaron sus propias doctrinas de fe.

Lutero y Calvino, principales referentes del protestantismo

Los protestantes resaltan la autoridad de la Biblia como libro sagrado y creen en que será la gracia de Dios y la fe en él, en el Evangelio y en Cristo lo que salvará a los hombres.

También destaca la necesidad absoluta de Dios, la mediación de su hijo Cristo y acepta el sacramento del Bautismo.

Ahora bien, se opone a cuestiones que sí la Iglesia Católica enarbola, como ser: la autoridad máxima del Papa, los perdones, la existencia de un purgatorio, la misa, la devoción de los santos y la intercesión de estos, entre las cuestiones más salientes que rechazan.

Martín Lutero y Juan Calvino, fueron algunos de los protestantes iniciáticos más reconocidos.

La influencia de Calvino dio paso a la creación del Calvinismo, tal como se llamó a la doctrina reformista que este lideró y difundió por el mundo entro.

El Calvinismo se sostiene sobre el poder de Dios sobre todas las cosas existentes.

Una acción destacada ha sido la de promover la creación de iglesias que se ocuparon de difundir la doctrina de Calvino, incluso siguen muy vigentes al día de hoy y convocando a millones de seguidores en el mundo.

En tanto, el Calvinismo, ha propuesto una serie de principios que lo ha distinguido en el universo protestante y son: la creencia en que solamente Dios salvará a aquellas personas que se comporten de manera correcta; Dios no salvará a todos los hombres; propone la expiación o limpieza de pecados limitada; la gracia y la perseverancia que se le atribuye a los santos.

Por su parte, Lutero y sus propuestas dieron paso a la creación del Luteranismo, movimiento religioso tradicional e iniciático del protestantismo que se proponía erradicar la autoridad papal y la corrupción que imperaba en el Vaticano.

Entre sus postulados fundaciones se cuentan: la promoción de los sacramentos de la eucaristía y el bautismo; no creían en la transformación del pan y vino en carne y cuerpo de Cristo; los santos y la Virgen María son ejemplos; no reconoce y rechaza la autoridad del Papa, ya que denuncian la venta de indulgencias; los evangelizadores pueden casarse, contrariando una máxima cristiana como es el celibato; el Nuevo y Antiguo Testamento se toman como normas para regir la vida del creyente; Jesús es fundamento de fe y las almas se salvan por la fe y no por el comportamiento.

La respuesta de la Iglesia: la Contrarreforma

Pero la iglesia católica no se quedaría cruzada de brazos e impulsó la Contrarreforma entre 1560 y 1648.

La acción de la Iglesia Católica fue contundente y se ocupó de unir nuevamente a los católicos y protestantes divididos; confirmó sus dogmas en el Concilio de Trento; se promovió la reorganización de las órdenes religiosas y se impusieron normas más rígidas; se crearon centros de formación para religiosos; y se instauró el tribunal de la Inquisición y por supuesto se ocuparon de refutar cada uno de los preceptos de Luteranismo y el Calvinismo.

En la actualidad, el Protestantismo se erige como la tercera rama del Cristianismo con aproximadamente quinientos millones de fieles en el mundo entero.

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: julio. 2013 | URL: https://www.definicionabc.com/religion/reforma-protestante.php
 
 

Redes Sociales