Definición ABC » Religión » Purgatorio

+

Definición de Purgatorio

El concepto que nos ocupa en esta reseña dispone de una utilización especial y casi excluyente en la religión Cristiana y en el Judaísmo.

El término procede del concepto latín purgare que refiere purificar, limpiar.

Según las creencias judías, y cristianas es el lugar en el cual los fallecidos limpian sus pecados menores, y pueden, tras una penitencia y lavado de culpas, acceder al reino de los cielos

Para la doctrina cristiana el purgatorio es el lugar en el cual los hombres justos que acaban de desaparecer físicamente deben purificar sus imperfecciones antes de poder gozar de la vida eterna que les otorga Dios, es decir, de alguna manera y con palabras más simples, el purgatorio es la antesala del cielo por la cual la mayoría de los cristianos justos, pero que han cometido algunos errores, deberán pasar para purgarse de justamente los mismos y así gozar del reino de Dios.

Los protestantes no le dan ningún tipo de entidad sino que solamente reconocen la existencia del infierno y del cielo, creyéndose que la salvación y la vida eterna se lograrán solamente a partir de la fe.

La visión católica del purgatorio

La teología católica, formalmente, habla del purgatorio como un estado de purificación al cual después de su muerte las personas que han muerto sin cometer pecado mortal, pero que han incurrido en pecados leves no perdonados, o graves ya perdonados en vida pero sin la pertinente satisfacción penitencial por parte del creyente, deberán someterse para así purificar esas manchas y acceder finalmente a la visión beatífica de Dios.

Resulta ser una condición imprescindible para que la persona fallecida aspire al paso por el purgatorio es hecho de haber fallecido en gracia y en amistad con Dios, no implicando ello que mueran absolutamente puros.

Algunas cuestiones que podrían acortar la estadía de una o de varias almas que se encuentren en el mencionado estado son: las plegarias por los muertos, la celebración de la eucaristía y las indulgencias.
Esto nos dice que la permanencia en el purgatorio es variable.

Entonces, los rezos sinceros, la realización de algunos sacrificios, penitencia, limosnas, entre otras pueden hacer más corta la permanencia en él.
Y en el especial caso de los católicos, el hecho de haber confesado en vida sus pecados también actúa como un atenuante y eso ayudará a que la salida del purgatorio sea más rápida que en aquellos casos en los que no lo hayan hecho.

Por otra parte, es importante que digamos que hay diversas áreas dentro del Purgatorio, algunas más cercanas al infierno, y otras al cielo, el lugar en el cual la persona se vaya ubicando dependerá de las cuestiones anteriormente mencionadas.

Las penas que se sienten una vez en el purgatorio se dicen muchas veces son equivalentes a las del infierno en el sentido de la lejanía de Dios que suponen, aunque no son eternas como en el caso del infierno y terminarán por purificarse, porque en el purgatorio la persona no está empedernida en una opción por el mal sino todo lo contrario, su presencia allí habla de una predisposición y de una intención de alcanzar la última etapa, la de la santificación.

La posición judía

Para los judíos el purgatoria solamente van los que han pecado y quedarán alojados en uno de los siete niveles que lo componen, y dependi4ndo de la gravedad de la falta que hayan cometido.
Generalmente las penas de permanencia varían de entre un mes y un año.
Hay una oración especial, conocida como kadisch, que se reza durante la estadía, también se la llama oración del duelo.

En tanto, en torno al tema del purgatorio existen muchas voces a favor y también varias en contra, por ejemplo, la iglesia ortodoxa lo rechaza así como la mayoría de las iglesias protestantes, por otra parte, la iglesia copta (egipcia) lo acepta y lo difunde; en el Islam existen algunos conceptos similares al de purgatorio, confirmándolo de alguna manera. Incluso hay teólogos y místicos que sostienen que en realidad el purgatorio es la tierra, experimentándose la purificación tras la muerte de la persona.

Con voces a favor o en contra, el del purgatorio es un concepto ampliamente difundido y contemplado por las diferentes religiones.

Debemos decir que cuando se cometen pecados gravísimos y encima no existe un arrepentimiento por parte de la persona, su camino será directamente al infierno, que es el lugar especialmente preparado para contener a aquellos que se han portado muy mal en la vida.

En la mitología griega se lo denominaba como Tártaro y estaba situado debajo del Inframundo que presidía el dios Hades.

 
 
 
Temas en Purgatorio
 

Redes Sociales