Definición ABC » Religión » Pintura Thangka

+

Definición de Pintura Thangka

El arte de la pintura presenta un inmenso abanico de propuestas y corrientes y cada una de ellas tiene su propio significado. En el contexto del budismo tibetano existe la denominada pintura thangka. Este término pertenece a la lengua tibetana y literalmente se entiende como pintura plana.

Principales características

Son obras pictóricas hechas sobre piezas de algodón o seda que retratan alguna deidad o una mandala del budismo. Las representaciones también sirven para comunicar las experiencias espirituales del artista.

Las pinturas que se utilizan están hechas a partir de minerales, pues de esta manera los colores no desaparecen. Las pinceladas son muy delgadas, ya que es necesario pintar detalles muy pequeños.

En el pasado los artistas de esta corriente solo trasmitían sus conocimientos a otros artistas masculinos, pero en la actualidad también hay mujeres que se dedican a este arte.

Los artistas pueden dedicar años a una de sus piezas, pues estas presentan minuciosos detalles de una gran complejidad. Para alcanzar la categoría de maestro en esta técnica se estima que es necesario formarse durante diez años como mínimo.

Las pinturas tangkhas suelen decorar los monasterios y en algunas ocasiones son trasladadas para algunas ceremonias religiosas. Estas obras se pueden enrollar y por este motivo en sus orígenes fueron empleadas por los monjes budistas que se trasladaban de un monasterio a otro.

Los preparativos son muy importantes

El proceso de creación de una pintura thangka no es sencillo. En primer lugar, se coloca el lienzo utilizando un cable para que mantenga una gran tensión dentro del marco de madera. Seguidamente se sella la tela con una combinación de yeso y tiza. Cuando la tela ya está totalmente ajustada, se procede a pulir su superficie con una piedra lisa con el fin de eliminar la capa inferior de la tela. A partir de este momento comienza el boceto inicial con lápiz o carbón. Una vez completada esta fase, las líneas son dibujadas con tinta.

En cuanto a los colores, todos ellos son pigmentos naturales que se plasman desde el fondo del lienzo hasta el centro.

Algo más que una simple corriente artística

El arte y la religión han estado estrechamente unidos a lo largo de la historia. En la tradición budista tibetana también se produce este fenómeno. Así, la pintura thangka tienen dos fines espirituales que no se pueden disociar: ayudar a la meditación personal y favorecer la visualización de las ideas religiosas.

Paralelamente, se considera que esta expresión pictórica es un camino para potenciar la vía espiritual del alma.

Fotos: Fotolia - Maurizio / Javierglez

 
 
 
Temas en Pintura Thangka
 

Redes Sociales