Definición ABC » Religión » Mártir

+

Definición de Mártir

La palabra mártir es un término que usamos recurrentemente en dos situaciones.

Religión: individuo sometido a sufrimientos y vejaciones por parte de quienes no comparten sus creencias

Por un lado, a instancias de la religión , justamente nace con el Cristianismo su empleo y se llama mártir a aquella persona que padece sufrimiento, martirio, como consecuencia de defender la propuesta de una religión u otro tipo de idea, opinión o creencia.

La palabra se aplica normalmente a aquellos casos en los que el individuo a pesar de ser sometido a torturas y otras acciones violentas que indefectiblemente lo pueden conducir a la muerte, no renuncia a su ideología, a su fe, ni mucho menos, sino que sigue defendiendo lo que piensa hasta las últimas consecuencias, dando con ese acto muestra del compromiso asumido con las creencias o ideología correspondiente.

Dispuesto a dar la vida

También, la palabra mártir se usa para designar a aquel individuo que ha fallecido en nombre de una causa y entonces, por haber dado la vida por ese compromiso es que queda absolutamente comprobada su fe y su fidelidad en la causa o ideal que promovía.

Aunque el término puede emplearse para denominar a cualquier individuo que muere peleando por lo que cree, históricamente, la palabra se ha empleado en el ámbito de la religión para dar cuenta de aquel que había sido sometido a dolorosas vejaciones y torturas y tras ello muerto por la fe religiosa que profesaba.

En los inicios del cristianismo estuvo muy extendido el asesinato de cristianos justamente por defender a Cristo y sus creencias, incluso, en algunos casos, hasta se llegaba a crucificar en la cruz a la persona tal como se hizo con el propio Jesús.

Persecución contra los cristianos durante el imperio romano

Sin dudas, Jesús, ha sido el mártir más emblemático de la historia de la humanidad, a quien en ese proceso de castigo que se le impuso por su evangelización fue juzgado, castigado a latigazos, obligado a cargar la cruz en la cual sería crucificado, y mientras ello sucedía era atacado, para finalmente ser colgado de la misma a través de clavos en sus manos y pies y coronado con una corona de espinas.

Los emperadores, especialmente luego de la crucifixión de Jesús, desplegaron una fuerte persecución contra los cristianos; estas acciones habían sido anticipadas por el propio Jesús a sus apóstoles que los advirtió al respecto que serían vejados y juzgados por sus creencias, y por seguirlo, una vez que él muriese.

En los siglos que sucedieron a la crucifixión de Jesús, los cristianos que no se resignaban a dejar de predicar la palabra de Jesús eran capturados y luego se los arrojaba en el famoso circo romano ante unos tigres híper hambrientos que por supuesto terminaban con sus vidas.

La consideración que lograban algunos mártires una vez muertos por la defensa de la causa que sostenían también supo implicar el levantamiento de construcciones religiosas en el preciso lugar en el cual se producía el martirio a modo de homenaje y de reconocimiento.

Cabe destacar, que el concepto de mártir no solo se limita a la religión cristiana, en el Islam más extremo, por ejemplo, se denomina mártires a aquellos individuos que mueren por Alá, generalmente, esa entrega consiste en entregar su vida inmolándose en algún ataque terrorista.

Lamentablemente este tipo de acciones las estuvimos apreciando en los últimos tiempos, en diversos puntos de Europa, como por ejemplo Francia y Reino Unido, donde extremistas islámicos, partidarios de la agrupación terrorista Estado Islámico, perpetraron sangrientos ataques en diversos puntos neurálgicos de las ciudades de estas naciones.

Por otra parte, muchos padres de la patria, que asumieron un rol de líderes en diversas revoluciones que luchaban por su independencia son considerados como mártires como consecuencia que fallecieron en pleno desarrollo y a favor de esta causa.

También, conflictos bélicos como la Segunda Guerra Mundial, tan cruento, dio origen a muchos mártires que murieron resistiendo los tremendos ataques del nazismo.

Persona que sufre sucesivas desgracias o que realiza un trabajo agobiante

Y en el lenguaje coloquial es frecuente que cuando alguien sufre una importante cantidad de infortunios o lleva a cabo un trabajo o actividad desgastante que la hace realmente padecer, se designada como mártir.

Un concepto con el cual se haya relacionado el término mártir es el de martirio, generalmente ambos suelen ir de la mano y el mismo refiere al padecimiento o la muerte que sufre una persona por promover una idea o defender una creencia religiosa.

 
 
 
Temas en Mártir
 

Redes Sociales