Definición ABC » Religión » Leviatán

+

Definición de Leviatán

En la antigüedad los marineros que surcaban los mares tenían miedo de encontrarse con un gigantesco dragón con apariencia de serpiente marina que era capaz de devorar naves enteras. Esta criatura es conocida como Leviatán.

El origen de este monstruo se encuentra en el Antiguo Testamento, concretamente en el Génesis y en el libro de Isaías. Esta bestia surgió el quinto día de la Creación, cuando Dios dio vida a todas las criaturas del mar. El dragón serpiente fue creado para que sirviera de gobernante en el inmenso reino marino.

En cuanto a su descripción, se trata de un ser con más de trescientos ojos incandescentes que le permiten iluminar los mares y con unos orificios nasales de los que sale vapor. Así mismo, posee unas escamas muy juntas que actúan como si fuera un escudo protector y unos afilados dientes. Su inmenso poder le convertía en una criatura invencible.

Un ser monstruoso de la mitología hebrea

El término Leviatán proviene del vocablo hebreo Liwyathan y normalmente se traduce como enrollado o retorcido.

Según los relatos bíblicos, ningún hombre puede derrotar al Leviatán y por este motivo Dios le castigó a vivir en una caverna del fondo marino. En la tradición hebrea este monstruo es considerado como un ser que simboliza a Satanás y a la idea del mal absoluto. En las leyendas del judaísmo el Leviatán es presentado como un dragón andrógino que podía cambiar de aspecto. En cambio, en la tradición cristiana el Leviatán se identifica con la bestia del libro del Apocalipsis.

Otros animales y seres monstruosos que aparecen en la Biblia

En las Sagradas Escrituras la mayoría de relatos presentan una carga simbólica. Con respecto a los animales y los seres monstruosos, su presencia también debe interpretarse en este sentido. Según la clasificación bíblica, los animales se dividen en puros e impuros.

Entre los primeros podemos mencionar al cordero (símbolo del sacrificio sumiso), al león (representación de la idea de poder) o el águila (símbolo de la visión celestial).

Entre los animales impuros se encuentran la serpiente (el símbolo del pecado original) o el escorpión (una de las múltiples referencias al mal).

Entre los seres monstruosos, podemos destacar al mencionado Leviatán, al gran dragón que aparece en el Apocalipsis, al unicornio que se encuentra en una versión medieval de la Biblia, a las langostas de Abadón en el libro del Apocalipsis, al Basilisco en el libro de Isaías o al Behemot en el libro de Job.

Fotos: Fotolia - maverick_infanta / xunantunich

 
 
 
Temas en Leviatán
 

Redes Sociales