Definición ABC » Religión » Infierno

+

Definición de Infierno

Según algunas creencias religiosas el infierno es aquel lugar (simbólico) para nada agradable al cual van, tras la muerte, las almas de las personas pecadoras, y en el cual recibirán una eterna tortura como consecuencia del mal perpetrado durante su vida terrenal.

Lugar oscuro y cruel al cual algunas religiones y mitologías creen que van las almas pecadoras tras su muerte

Tradicionalmente, las diversas creencias religiosas y hasta las mitologías han hablado del infierno, con diversas denominaciones, aunque, siempre coincidiendo en las características de ser el lugar al cual descienden las personas que obraron mal gran parte de su vida, y que no se arrepintieron de ello, porque al ser la contracara del cielo se considera que está ubicado en sus antípodas, o sea, en las profundidades de la tierra.

Así, los cristianos señalan al infierno como el lugar al cual van las almas de los pecadores que no se arrepienten de sus maldades, y como contrapartida señalan al cielo como el lugar en el cual las almas bondadosas, y quienes no las han sido, pero se han arrepentido de sus malos actos, ascienden tras las muerte, y se encuentran con Dios, la figura y autoridad máxima en él.

El Inframundo para la mitología griega equivalía al infierno y estaba regido por el Dios Hades.

Tanto la mitología griega como la romana creían que todos los muertos, malos y buenos, luego de cruzar el río Estigia, iban al Hades, un lugar subterráneo, la entrada era el Averno, y luego, las almas buenas serían dirigidas a los Campos Eliseos, mientras que los crimínales al Tártaro, lugar en el que vivían los monstruos.

Por su parte, en el judaísmo se lo designa como Gehena, en las religiones paganas lo conocemos como el Inframundo, también, mientras tanto, en la religión católica, más que un lugar físico, el infierno está considerado como un estado de padecimiento, que se opone directamente en la doctrina católica con el cielo, que es aquel lugar en el cual reside Dios junto con los ángeles y los santos y al cual accederán por supuesto aquellas almas bondadosas, como ya señalamos.

Con las particularidades que cada creencia religiosa le atribuye al tema, cabe destacarse, que la mayoría de estas coinciden en describir al infierno como un lugar oscuro, tenebroso, lleno de bruma, fuego, llantos, que se haya debajo de la tierra, en clara contraposición al cielo o paraíso que se ubica justamente en el cielo, y en el cual el diablo o satanás y otros personajes demoníacos se encargan de torturar a los habitantes.

Usado como recurso para disuadir la comisión de pecados

Entonces, teniendo en cuenta estas consideraciones es que en buena parte de las culturas y de las creencias religiosas que venimos mencionado han usado el infierno como elemento amenazante y de disuasión, para conseguir buenos comportamientos por parte de los seguidores de una religión, es decir, porque en caso que no se comprometan con la misma, y se comporten de la manera no esperada, irán directo al infierno; en cambio, si siguen los postulados propuestos serán destinados al cielo.

En la época medieval predominó la idea del infierno, lugar en el que las almas malas habían caído porque no los dejaron ingresar ni al cielo ni al purgatorio por los pecados capitales cometidos.

Especialmente para los cristianos y los judíos, el purgatorio, es un lugar en el cual se alojarán las almas de los fallecidos de manera transitoria hasta que se purifiquen, pagando las deudas terrenales que tengan, y una vez consumado este acto poder ingresar al paraíso o cielo, exceptuando de esta parada a aquellos que hayan cometido pecados capitales, en cuya situación el destino directo es el infierno.

Lugar en el que predomina la discordia

Por otra parte, en el lenguaje coloquial la palabra infierno también es usada pero para referir a aquel lugar en el cual manda la discordia y el lío entre las personas que lo habitan. Claramente este uso ostenta una connotación simbólica que deviene de la referencia original que mencionamos anteriormente.

Se trata de un uso metafórico, por caso, y muy extendido para referirnos a las cosas malas que nos pasan, o que pasan en algún sitio.

También, la palabra infierno es un término de uso frecuente en expresiones populares tales como: al infierno con alguien o algo (la usamos cuando algo, o una persona, nos hace enojar), ve al infierno (la empleamos para sacarnos de encima a alguien, o algo cuando resultan muy molestos), mandar algo o a una persona al infierno (se usa para indicar rechazo), irse al infierno (lo usamos para dar cuenta cuando algo nos sale mal o no como esperábamos), el quinto infierno (indica a aquel lugar sumamente alejado).

 
 
 
Temas en Infierno
 

Redes Sociales