Religión » Increencia

Definición de Increencia

La persona que tiene fe en Dios es un creyente. Su creencia en un ser superior se fundamenta normalmente en la tradición cultural que le rodea, en una serie de argumentos racionales y, lógicamente, en su fe. Lo contrario de este planteamiento sería la increencia, es decir, la indiferencia con respecto a la fe y a la religiosidad.

La distinción entre increencia y ateísmo

El ateo es quien directamente no cree en Dios por algún motivo, por ejemplo porque considera que no hay ninguna evidencia sobre su existencia. Por el contrario, la postura del increyente o no creyente no implica la negación de Dios, ya que se trata más bien de una postura basada en la indiferencia o el desinterés por la figura de Dios y lo que representa.

El fenómeno de la increencia desde el punto de vista católico

Si tomamos como referencia el catolicismo, unas décadas atrás la religiosidad impregnaba la vida cotidiana en su conjunto. En los últimos años, el sentimiento religioso se ha debilitado significativamente. Esto se puede apreciar en la asistencia a la liturgia, en el descenso de las bodas y bautizos y, en general, en el sentimiento de apatía hacia todo aquello que tenga connotaciones religiosas.

La increencia como nuevo fenómeno social es algo que preocupa a los teólogos católicos, quienes ponen de relieve las principales causas que pueden servir como explicación. En primer lugar, el materialismo y el consumismo son dos realidades que han arrinconado el sentimiento religioso. En segundo lugar, los planteamientos científicos de la cultura occidental han creado un mundo en el que las referencias a Dios no son válidas para un sector de la población. En tercer lugar, los valores religioso han sido desacreditados por algunas filosofías (recordemos que Marx afirmaba que la religión es el opio del pueblo y que Nietzsche defendía la muerte de Dios, una idea con la que se da a entender que el hombre no necesita a Dios).

Argumentos y motivaciones de quienes son indiferentes hacia el fenómeno religioso

Las personas que son indiferentes con respecto a Dios y a la religión tienen sus propios argumentos y motivaciones:

1) el ser humano no necesita a Dios como referente moral y vital,

2) si Dios existe, cabe preguntarse por qué permite que el mal se extienda entre los seres humanos,

3) el rechazo hacia la figura de Dios tal y como la ha planteado en ocasiones la Iglesia católica,

4) algunas posturas de la iglesia oficial son contrarias a la realidad social (por ejemplo, el papel de la mujer en la iglesia) y

5) una actitud de apatía hacia los valores espirituales en general.

Fotos: Fotolia - Askib / M-SUR

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: enero. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/religion/increencia.php
 
 

Redes Sociales