Religión » Exorcismo

Definición de Exorcismo

Una manera sencilla de definir un concepto es entender su origen etimológico. La palabra ‘exorcismo’ ésta proviene del griego exorkosis, que quiere decir ‘fuera de juramento’. Un exorcismo es un intento de desalojar a los demonios o espíritus del cuerpo de un ser humano. La idea de que los demonios pueden ser expulsados se deriva automáticamente de la creencia de que los demonios son capaces de poseer personas. Quienes creen en ello piensan además, que algunas personas tienen poder sobre estos seres y pueden obligarlos a cesar su posesión.

Los exorcismos y la religión

El exorcismo de los espíritus malignos se asocia comúnmente con las religiones cristianas. Aparece con frecuencia en el Nuevo Testamento, pero curiosamente está ausente en las escrituras hebreas. Aparentemente, la creencia en demonios y exorcismos se hizo muy popular también en el judaísmo, con los fariseos que participan activamente en la identificación y el desalojo de los demonios de la gente.

La Iglesia Católica aún acepta la posesión diabólica y sus sacerdotes siguen aplicando lo que se conoce como ‘exorcismo real’, un ritual de 27 páginas para expulsar a los espíritus malignos. Este proceso consiste en el uso del agua bendita, encantamientos, varias oraciones, incienso, reliquias y símbolos cristianos como la cruz. La Iglesia Católica tiene al menos diez exorcistas oficiales en el continente americano.

Enfermedades mentales: una posible explicación

Muchas historias de exorcismos parecen involucrar a personas que sufren de enfermedades mentales, lo cual puede ser entendible si tomamos en cuenta que la comprensión médica de estos padecimientos es un desarrollo relativamente reciente.

Científicos aseguran que la mayoría de los casos de supuesta posesión demoniaca de los seres humanos, probablemente obedecen a gente con trastornos cerebrales, desde la epilepsia, la esquizofrenia, el síndrome de Tourette, o personas cuyos cerebros son más o menos saludables. En cualquier caso, los comportamientos de los poseídos se asemejan en gran medida a las conductas de las personas con trastornos físicos, emocionales electroquímicos, neuroquímicos, entre otros.

Por desgracia, si una persona con alguna enfermedad mental puede asumir los síntomas tradicionales de la posesión del demonio y los intentos de realizar un exorcismo sólo alimentarán sus delirios, impidiéndole conseguir ayuda real con un especialista.

Los exorcismos, como causas de enfermedades físicas y soluciones a otros problemas personales, son comunes en África, América Latina, el Medio Oriente y las culturas tribales.

El riesgo detrás de un exorcismo

Muchas personas temen a la posesión por los demonios, pero los mismos exorcistas pueden causar un gran daño. Se sabe que los exorcismos han ocasionado una serie de tragedias en el mundo real de los últimos años. La violencia con la que los rituales son llevados a cabo puede dejar secuelas irreversibles en la víctima y en muchos casos, incluso puede provocar la muerte.

Fotos: iStock - amoklv / darkbird77

 
 
Autor: Carmen Lorenz | Sitio: Definición ABC | Fecha: marzo. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/religion/exorcismo.php
 
Temas en Exorcismo
 

Ahora en Religión

Redes Sociales