Definición ABC » Religión » Espíritu Santo

+

Definición de Espíritu Santo

Tal y como se cuenta en la propia Biblia, el Espíritu Santo es el poder de Dios. En otras palabras, es la fuerza que guía la acción de Dios.

En la Biblia aparece el vocablo espíritu de dos formas: en hebreo se utiliza el término ruáj y en griego la palabra pnéuma. Ambos términos se emplean para expresar la voluntad y el poder de Dios.

El Espíritu Santo es algo invisible para los seres humanos

Así como el viento es una fuerza invisible e inmaterial con una capacidad para mover las cosas, el Espíritu Santo también es igualmente invisible pero sus efectos son evidentes. En la Biblia el concepto de Espíritu Santo es comparado metafóricamente a las manos del propio Creador. En este sentido, con sus manos Dios creó el universo, produjo la Biblia y favoreció los milagros.

El Espíritu Santo no debe entenderse como una persona, sino como el aliento de Dios que permite la existencia de las cosas buenas en el corazón humano. De esta manera, la fe en la existencia de Dios, la esperanza o el conocimiento son realidades promovidas por Dios a través del Espíritu Santo.

La perspectiva de la iglesia católica

En la doctrina de la iglesia católica se afirma que Dios es incomprensible para el ser humano desde un punto de vista estrictamente racional. Sin embargo, gracias a la intervención del Espíritu Santo en el corazón de los hombres es posible que el hombre pueda conocer a Dios y seguirle en sus enseñanzas. Se podría decir que el Espíritu Santo actúa como una luz que ilumina los sentidos y el intelecto de los individuos. Su fuerza funciona como una guía que marca el rumbo de las buenas acciones y del verdadero camino a seguir.

La dimensión espiritual de los católicos se basa fundamentalmente en la acción del Espíritu Santo. En consecuencia, los ideales de paz, amor, comprensión o alegría no surgen de manera espontánea o como consecuencia de un alma autónoma en el hombre, sino como resultado del poder del espíritu de Dios.

En el catolicismo se afirma que Dios es la trinidad

Si bien hay un único Dios, este tiene tres naturalezas distintas: la de Padre, la de Hijo y la del Espíritu Santo. Esto significa que el mismo Dios se presenta ante los hombres de tres formas diferenciadas. Esta concepción de Dios no ha sido compartida por todos los cristianos y, de hecho, en el arrianismo se afirmaba que Jesucristo no era Dios (el arrianismo se oponía a la trinidad y por este motivo fue considerada una corriente herética a partir del primer Concilio de Nicea en el año 325 d. C).

Si bien el papel de Jesucristo es discutido por algunas corrientes cristianas, en todas ellas la noción de Espíritu Santo ocupa un lugar central.

Foto: Fotolia - Sergiy

 
 
 
Temas en Espíritu Santo
 

Redes Sociales