Definición ABC » Religión » Contrarreforma

+

Definición de Contrarreforma

A principios del siglo XVI en Europa la Iglesia católica empezó a debilitarse con la irrupción del cisma protestante. De este modo, la Reforma de Lutero, el Calvinismo o la Iglesia anglicana promovida por Enrique Vlll de Inglaterra fueron los tres movimientos religiosos que se opusieron a la hegemonía del catolicismo en Europa. Como respuesta a ello, los católicos promovieron una reacción que ha pasado a la historia como Contrarreforma o Reforma católica.

La reacción contra los protestantes

La iglesia católica se vio obligada a reconstruirse doctrinal y espiritualmente frente a las nuevas corrientes cristianas. En este sentido, la Contrarreforma es una reacción contra la Reforma protestante.

Los católicos no aceptaban las doctrinas protestantes de Lutero (la libre interpretación de los evangelios, el rechazo al culto a la Virgen María o a los santos, la oposición a la ostentación en las iglesias y la no aceptación del purgatorio).

Pilares de la Contrarreforma

Para reorganizar la iglesia católica y combatir las herejías reformistas, entre 1545 y 1563 se convocó el Concilio de Trento. Las principales conclusiones del Concilio fueron las siguientes:

1) las sagradas escrituras debían ser interpretadas según la tradición de la iglesia y no libremente como proponían los protestantes,

2) se fijaron los dogmas (especialmente el dogma de la trinidad y el libre albedrío de los seres humanos para elegir entre el bien y el mal),

3) para lograr la salvación es necesaria la fe y llevar una vida cristiana basada en las buenas acciones,

4) los religiosos tenían que vivir en comunidad y no podían acumular bienes y

5) se produjo una reforma de las órdenes religiosas.

Al margen de las nuevas propuestas del Concilio, la iglesia católica impulsó la formación de nuevas órdenes. En este sentido, se fundaron la Orden de los Capuchinos y la Compañía de Jesús, entre otras. Los jesuitas fueron el brazo ideológico y espiritual para oponerse al protestantismo (fundaron misiones en todo el mundo y difundieron la fe católica).

A partir de la Contrarreforma se afianzó el Tribunal del Santo Oficio en España (la Inquisición). Esta institución tenía un doble propósito: combatir las herejías cristianas y debilitar la fe judía y musulmana en España.

La intolerancia religiosa en España fue una de las consecuencias de la Contrarreforma

La Inquisición española combatió enérgicamente cualquier doctrina religiosa opuesta a la oficial. Así, los españoles no podían estudiar en el extranjero, en el conjunto de la sociedad se respiraba un atmósfera de opresión y a partir de 1551 se promulgó el índice de libros prohibidos.

Fotos: Fotolia - Proda1 / Erica Guilane-Nachez

 
 
 
Temas en Contrarreforma
 

Redes Sociales