Definición ABC » Concupiscencia

+

Definición de Concupiscencia

Concupiscencia-monja-disciplinaEl término concupiscencia hay que enmarcarlo en el contexto religioso, concretamente en el Cristianismo. Desde el punto de vista de la doctrina cristiana, la concupiscencia es el deseo sexual descontrolado y, como tal, es considerado un pecado. El término proviene del latín concupiscentia, que significa desear.

En términos no religiosos, la concupiscencia equivale al concepto de lujuria o lascivia.

El pecado de la concupiscencia en el Cristianismo

Los llamados deseos de la carne son conocidos en la tradición cristiana con la palabra concupiscencia.

Este deseo es una tentación humana que puede venir del propio apetito sexual o, por otra parte, de una tentación del diablo (este sentido de la concupiscencia ha ido perdiendo vigencia pero todavía se mantiene entre algunas iglesias cristianas).

En la teología cristiana el apetito sexual es valorado como un vicio propio de la naturaleza humana como consecuencia del pecado original de Adán y Eva. Al comer la fruta prohibida, Adán y Eva fueron castigados con la expulsión del paraíso. Él fue castigado a ganarse el pan con el sudor de su frente y ella fue castigada a parir con dolor. Como resultado de su mala conducta, todos los seres humanos nacen con el pecado original.

La concupiscencia es condenada en las Sagradas Escrituras

En este sentido, San Pablo afirmó que los hijos de la carne (los hijos nacidos del deseo carnal) no son hijos de Dios.

Si bien la concupiscencia tiene una clara connotación sexual, va más allá de la propia sexualidad y es posible hablar de la concupiscencia del orgullo, ya que el orgullo es entendido como una forma de amor desordenado hacia uno mismo.

El deseo sexual ha sido visto históricamente como una amenaza y un peligro

El impulso sexual de los seres humanos forma parte de su naturaleza. Sin embargo, los deseos sexuales han sido controlados y reprimidos a lo largo de la historia. En este sentido, vale la pena mencionar algunos ejemplos que ilustran la férrea censura de la sexualidad espontánea:

1) la homosexualidad es considerada por algunas personas como una conducta inmoral o como un trastorno,

2) la mujer que busca el placer sexual de una manera libre es considerada una ninfómana o una puta y

3) el adulterio todavía es castigado legalmente en algunos países.

Fotos: iStock - ganjarelex / Rich Legg

 
 
 
Temas en Concupiscencia