Definición ABC » Religión » Ascetismo

+

Definición de Ascetismo

La palabra griega asketés hace referencia a la persona que se ejercita física o mentalmente para algún fin. Por lo tanto, el ascetismo es aquella doctrina en la que se propone ejercitar el espíritu humano para fortalecerlo.

En el lenguaje corriente el ascetismo está asociado a la austeridad y en este sentido un asceta es una persona que renuncia a los bienes materiales, pues su planteamiento vital está orientado a la espiritualidad.

El ascetismo se puede entender desde una óptica filosófica o bien desde la perspectiva religiosa.

El ascetismo filosófico

Para los griegos de la antigüedad el ascetismo aludía originariamente al ejercicio físico de los atletas. Sin embargo, esta idea se adaptó a la dimensión espiritual del individuo. De esta manera, algunos filósofos defendían la necesidad de entrenarse anímicamente para así adquirir ciertos hábitos que fortaleciesen el alma.

Los filósofos partidarios del ascetismo entendían que el ser humano es sensible y puede sufrir todo tipo de padecimientos y para que esto no le afecte en exceso es conveniente ejercitarse con un entrenamiento mental y, sobre todo, con unos hábitos que fortalezcan su carácter. Los filósofos cínicos practicaron un cierto ascetismo, ya que vivían con lo mínimo indispensable y solamente dependían de ellos mismos. Esta forma de vivir tan austera e independiente tenía una finalidad: no depender de nadie y no tener necesidad de doblegarse ante nadie.

El modelo ascético de los algunos filósofos griegos (en especial los estoicos, los epicúreos y los cínicos) influyó notablemente en pensadores romanos como Séneca, en el Cristianismo y en algunos planteamientos contemporáneos (por ejemplo, en el movimiento hippie en la década de 1960).

El ascetismo religioso

El filósofo asceta se ejercita para perfeccionar su vida terrenal, mientras que el asceta religioso se aparta del mundo porque su planteamiento vital se proyecta hacia la vida eterna.

ascetismo-2En los orígenes de la tradición cristiana, algunos creyentes decidieron apartarse de la vida cotidiana y dedicarse a la vida contemplativa. Algunos lo hicieron con un planteamiento drástico (por ejemplo, Simeón el Estilista permaneció durante 37 años completamente solo sobre una plataforma) y otros fundaron monasterios para llevar una vida entregada a la oración y al retiro espiritual.

En cualquiera de sus versiones, el asceta cristiano busca a Dios y para conseguirlo ejercita su alma con mucha austeridad, a través de la oración y realizando ejercicios espirituales.

El ascetismo religioso no es exclusivo del cristianismo, ya que con otros nombres también se practica en el budismo o en el islamismo.

Fotos: iStock - swissmediavision / iMrSquid

 
 
 
Temas en Ascetismo
 

Redes Sociales