Definición ABC » Religión » Arzobispo

+

Definición de Arzobispo

En la inmensa mayoría de doctrinas religiosas hay un modelo organizativo con una estructura jerárquica. Este esquema es especialmente aplicable a las religiones monoteístas, ya que en todas ellas hay un dios todopoderoso, un clero organizado y un conjunto de fieles.

Si nos centramos en la iglesia católica, la máxima autoridad religiosa es el papa o Sumo Pontífice. Por debajo de él hay una serie de cargos importantes: cardenales, arzobispos, obispos, sacerdotes y diáconos.

La figura del arzobispo en el catolicismo

Este término proviene del griego, concretamente del vocablo archiepiskopos (el prefijo arche quiere decir primero y episkopos significa el que supervisa). Por lo tanto, este miembro de la iglesia tiene la función de ejercer el liderazgo entre los fieles.

Obispo y arzobispo son rangos similares, pero con algún matiz diferenciador

Mientras el obispo es el máximo responsable de una diócesis o jurisdicción eclesiástica, el arzobismpo es quien ejerce esta misma función en una diócesis de mayor relevancia o bien porque ejerce sus funciones en un territorio mayor (por este motivo su diócesis es una archidíócesis, la cual viene a ser la capital de una provincia eclesiástica).

Cuando un obispo es nombrado arzobispo recibe un título honorífico, es decir, una distinción. Por encima de este nivel jerárquico se encuentran los cardenales, quienes tienen las siguientes funciones: participar en la elección de un nuevo papa, colaborar en el gobierno de la iglesia y aconsejar al Sumo Pontífice a lo largo de su mandato.

Desde la doctrina católica, en cuestiones de fé, un obispo o un arzobispo cuenta con la asistencia del Espíritu Santo. Esto proviene de una realidad teológica y al mismo tiempo histórica: los apóstoles que siguieron a Jesucristo recibieron el carisma de la verdad. Se puede afirmar que el clero católico ejerce las mismas funciones que los apóstoles en tiempos de Jesucristo.

Funciones específicas de obispos y arzobispos

Al margen de las cuestiones doctrinales, ambos cargos llevan a término funciones concretas:

1) explican y enseñan a los fieles los aspectos más relevantes de la fe católica,

2) supervisan la acción de los párrocos,

3) supervisan las enseñanzas en los seminarios y en las distintas organizaciones educativas,

4) realizan un seguimiento de los escritos que se publican en su jurisdicción y

5) ejercen la máxima autoridad en una diócesis o archidiócesis.

Todo ello debe ir acompañado de un comportamiento ejemplar basado en la caridad, la humildad y la santidad.

Fotos Fotolia: mushegovdima / rudall30

 
 
 
Temas en Arzobispo
 

Redes Sociales